Las economías regionales necesitan atención - LA GACETA Tucumán

Las economías regionales necesitan atención

La mayoría de las actividades productivas sufren los avatares de la economía nacional, por lo que la crisis que sufren muchas de ellas es muy grave. Los pedidos de las organizaciones productivas apuntan a las políticas que incentiven a la producción, como el financiamiento y una baja profunda en la presión tributaria, el reintegro de las exportaciones y la disminución o eliminación de las retenciones.

11 May 2019 Por Gustavo Frías Silva
1

›› REPORTE RURAL

Los días miércoles y jueves pasados se realizó en Tucumán la 7° edición del Foro Económico del NOA, en el que participaron importantes personalidades del mundo económico, político y empresarial, quienes abordaron, entre otros temas, asuntos de altísima actualidad relacionados, principalmente, con las próximas elecciones y a los efectos, principalmente económicos, que podrían suceder en el país según como se dieran los resultados.

Ante un numeroso público que presenció las dos jornadas organizadas por la Fundación Federalismo y Libertad, asistieron personalidades como Juan Curutchet, Martín Tetaz, Gustavo Grobocopatel, María Zaldívar, Guillermo Lousteau, Gustavo Duque Sáez, Miguel Blanco, Manuel Tagle, Álvaro Bulacio, José Ignacio García Hamilton (h) y Miguel Ribeiro, entre otros, quienes abordaron interesantes temas políticos económicos actuales y sobre cuáles son los caminos que se deberían seguir para salir de la actual crisis socioeconómica, en la que actualmente está inserto el país.

En lo que atañe a esta columna de opinión, fue muy interesante conocer cómo evalúan los políticos y empresarios que expusieron sobre el Escenario de las Economías Regionales y el rol de los empresarios. Fue interesante lo que dijeron respecto de las virtudes de cluster productivos exitosos, que vienen trabajando desde hace tiempo atrás con el esfuerzo mancomunado del sector privado, apoyado por el estamento estatal, como es el caso del cluster citrícola, que permitió que Tucumán ocupe un lugar destacadísimo en la producción citrícola mundial.

Tomar este ejemplo u otros que funcionan bien en la provincia, como un espejo para mirar y aprender, podría permitir que diferentes producciones puedan tomar ese camino con vistas a exportar o aumentar las exportaciones actuales, para lograr el afianzamiento definitivo de este tipo de producción que hace de una región del país un importantísimo polo productivo.

Como dijeron en el foro, los empresarios se dieron cuenta de que es más interesante y mejor producir mirando un mercado internacional, ávido de alimentos, que un mercado interno que en definitiva es limitado y muy dependiente de la actualidad del país. Es por ello que los empresarios buscaron detectar y aprovechar oportunidades de negocios, para generar riquezas dentro de la zona donde se encuentran produciendo.

Está claro que el país tiene todavía poca integración con el mundo, y el camino es abrirse aún más produciendo para los países que están dispuestos a comprarnos. Argentina tiene solo el 9% de acuerdos comerciales con diferentes economías mundiales, mientras que México tiene un 63%, Perú un 81% y Chile el 88%, por lo que no hay dudas de que el camino está por producir más y mejor mirando al mundo. Pero para esto hace falta previsibilidad, por lo que el gobierno debe ser claro y conciso en la forma de manejar sus políticas económicas y políticas a largo plazo.

Las economías regionales son fundamentales para el crecimiento del país y para los habitantes de numerosas zonas del país, ya que manejan la macroeconomía regional y, por ende, la forma de vida de una inmensa cantidad de personas. Son actividades productivas que se localizan fuera del área pampeana, donde la producción de estas economías históricamente estuvo destinada al mercado interno, pero que con el paso del tiempo y un adecuado uso de la tecnología lograron crecer y que lo producido tenga como destino la exportación.

Hoy están trabajando de manera organizada a través de circuitos de producción donde existe un encadenamiento de eslabones o etapas, que en conjunto dan lugar a un proceso de producción y que generalmente van de la mano la actividad agrícola con la industrialización de la materia prima, y en esto la citricultura es la vedette de esta forma de producción. Hoy, la mayoría de las economías de diversas regiones sufren los avatares de la economía nacional, y la crisis que enfrentan muchas de ellas es muy grave.

Los pedidos de las diferentes organizaciones productivas siguen siendo por políticas que incentiven a la producción, como el financiamiento de productores adeudados y una baja profunda en la presión tributaria, el reintegro de las exportaciones y la disminución o eliminación de las retenciones, entre otros temas.

El gobierno actual debe fortalecer y hacer más eficiente el trabajo que se hace en el control de la inflación, que deteriora el poder adquisitivo de los argentinos y que nos empobrece a todos, que daña la moneda nacional y distorsiona la estructura de costos en toda actividad productiva nacional y regional. La pérdida de competitividad producto de la inflación, el aumento de costos en dólares, la creciente presión fiscal, el alto costo de financiamiento y el deterioro de la infraestructura, algunas ya reparadas o en vías de reparación, han impactado negativamente en la viabilidad de estos sectores productivos, sobre todo en nuestras economías regionales.

La situación actual preocupa, pero no hay dudas de que si la proyección de trabajar a largo plazo con políticas claras, sin corrupción, estabilidad, mirando al mundo y mejorando el déficit fiscal y la balanza comercial, las cosas podrían mejorar.

Comentarios