Los turistas ya pueden ver a la luna reflejada en el Paraná y, horas después, besando el cañaveral

La línea aérea Flybondi ya puso en marcha dos vuelos semanales que unen Tucumán con Rosario, una de las principales ciudades santafecinas.

29 Abr 2019 Por Gabriela Baigorrí
1

UNIENDO REGIONES. La compañía aérea Flybondi ya opera dos vuelos semanales que conectan Rosario con Tucumán, a un costo que va de $ 299 hasta $ 1.700 por tramo, según la anticipación con la que se compre el pasaje.

“Queridos pasajeros, les recordamos que al aterrizar en esta provincia no nos haremos responsables si se enamoran de la luna tucumana, de los paisajes y de su gente. En el caso de que esto suceda, siempre serán bienvenidos. Finalmente, me gustaría recordarles que, según los últimos registros, la empanada tucumana es la mejor de la Argentina y sugerimos no dejar de probarla. Bienvenidos a Tucumán”.

La voz que emuló la de un piloto abrió el acto con el que el Ente Tucumán Turismo (ETT) presentó ante los “pasajeros” del auditorio rosarino los paisajes, los sabores, la historia y la cultura de nuestra provincia. Músicos que aparecieron de entre los viajeros imaginarios interpretaron “Luna Tucumana” y contagiaron el canto de las estrofas.

Sucede que los rosarinos ya pueden pasar de ver la luna reflejada en el río Paraná a verla, pocas horas después, besando un cañaveral. Por primera vez, un vuelo une de manera directa la capital tucumana con Rosario, una de las principales ciudades santafesinas.

La aerolínea Flybondi concreta desde hace pocos días dos vuelos semanales entre ambas ciudades, los miércoles y los domingos. Se suman a las 77 frecuencias semanales que cumplen los vuelos a Buenos Aires (a los aeropuertos de Ezeiza, Aeroparque y El Palomar); a Córdoba y a Lima (Perú).

Dos funciones

La presentación se realizó en un salón del diario La Capital, en pleno centro de la ciudad portuaria. La capacidad estuvo desbordada y hubo que repetir “la función”. Sebastián Giobellina, presidente del ETT, encabezó la misión comercial que estuvo integrada por representantes de la actividad hotelera y turística. Explicó que gestionaron los vuelos porque las estadísticas de cada temporada les mostraban que había un gran intercambio de ciudadanos entre ambos destinos, por turismo o por negocios.

“Vinimos con empresarios para que puedan cerrar negocios. A la próxima presentación, en Tucumán, viajarán autoridades con empresarios de Santa Fe con el mismo objetivo”, afirmó y aseguró que la colaboración entre los sectores público y privado es clave para el desarrollo turístico. Confió en que la oferta de vuelos se ampliará y que los servicios a Brasil y Chile se reanudarán cuando se estabilice la economía. Además, está previsto que en mayo comiencen los vuelos entre Tucumán y Mendoza, operados por otra low cost: Jetsmart.

Mauricio Sana, director comercial de Flybondi, expresó que están comprometidos con mejorar la conectividad entre las provincias. Consignó que cuentan con los mejores precios del mercado y que el valor del pasaje entre Tucumán y Rosario dependerá de la anticipación: si se compra con tiempo cada trayecto puede costar entre $299 y $1.700. Javier Soto, gerente de Desarrollo de Negocios, adelantó que si la demanda sube no descartan un tercer vuelo porque la empresa tiene planes de expansión.

Alberto Mansilla, de la Cámara Destino Tafí del Valle y del Observatorio Astronómico de Ampimpa, estuvo en la comitiva. Aseguró que con estos vuelos se abre una enorme oportunidad para que crezca el turismo educativo. Varios colegios de Rosario y de la zona concretan viajes de estudio todos los años al Observatorio. Asimismo, destacó la gran calidad de los cielos del Valle Calchaquí para la observación astronómica y recordó que cuentan con el primer telescopio solar de la provincia.

Comentarios