San Martín: cambio de funciones

Seri dejó el cargo de manager, pero seguirá colaborando con la CD.

27 Abr 2019
1

IMAGEN PASADA. Durante un año y medio, Seri caminó cada rincón del club; ahora aportará conocimientos a la distancia. la gaceta / Foto de José Nuno

La noticia de que Martín Seri deja de ser el manager de San Martín causó sorpresa entre los hinchas, pero no es algo nuevo. Él ya venía amasando esta decisión y los dirigentes estaban al tanto.

El ex volante por derecha lo había charlado en numerosas ocasiones con Roberto Sagra y decidió dejar atrás una etapa, para dar inicio a algo que siempre soñó. “Su idea siempre fue ser asistente técnico y había llegado a San Martín en el inicio de la nuestra gestión, con la idea de dar una mano para que el sueño del ascenso”, explicaron desde Bolívar y Pellegrini.

Tras anunciar su retiro del fútbol, llegó a Tucumán el sábado 26 de agosto de 2017 para calzarse el traje de manager; pero su trabajo en San Martín había comenzado bastante tiempo antes.

Su buena relación con Sagra hizo posible que sea él quien tenga un papel preponderante en la conformación del plantel que terminó logrando el ascenso a la Superliga, de la mano de Darío Forestello. A la distancia, desde su Chabás natal, Seri aconsejó en el mercado de pases y fue decisivo a la hora de asegurar la llegada de varios refuerzos. Todo esto, hasta que el presidente logró convencerlo de que debía instalarse en Tucumán para ahondar en otros temas futbolísticos.

Antes de ponerle fin a su carrera como futbolista, Seri se recibió de director técnico con la idea fija de lanzarse al campo en ese aspecto. Pero las ganas que mostraron desde La Ciudadela, le hizo dejar en el “freezer” su objetivo para venir a Tucumán.

En San Martín fue casi un todo terreno. Dividió sus labores entre el plantel profesional y fue una pieza importante en el armado del proyecto de inferiores. Pero la idea que tenía desde sus tiempos de futbolista pesó más a la hora de tomar la decisión final. Por eso, decidió hablar con la CD “santa” y explicarle que quería dejar el cargo.

Sagra y compañía lo entendieron, pero le pidieron que “vuelva” a su antigua función: ser esa especie de “cazatalentos” que ayude a alimentar al primer equipo. “Mientras yo sea el presidente de San Martín, él seguirá siendo una especie de asesor. Martín hizo muchas cosas positivas en el club y nos colaboró en numerosos aspectos”, explicó Sagra en diálogo con LG Deportiva, adelantando que Seri, de una u otra manera, seguirá ligado. “Confío mucho en sus conocimientos y es una persona que sabe de fútbol. Él, a la distancia, continuará asesorándonos en todo lo que le pidamos”, agregó.

Ayer, Seri les comunicó su decisión a los entrenadores de las diferentes categorías de inferiores, quienes le armaron una especie de homenaje en el complejo “Natalio Mirkin”. “Por su sencillez, su humildad y por lo buena persona que es, queremos entregarle un presente para que nos recuerde; por el cariño que les tenemos todos”. Con esas palabras, Jacinto Roldán le hizo entrega de una camiseta autografiada, bajo el aplauso del resto de sus compañeros de funciones.

La etapa de Seri como manager en San Martín llegó a su fin, pero él “no se va”. “Será un hasta luego”, aseguraron desde La Ciudadela, dejando en claro que a la distancia seguirá dándolo todo.

Comentarios