“La disputa será recargada”, dice un candidato de Los Ralos

25 Abr 2019
1

LOS RALOS. La tranquilidad de la comuna se trastocó en agosto de 2015. lg play

Los políticos no coinciden. Los vecinos que hablaron ante las cámaras de “Panorama Tucumano” tampoco. E incluso hay quienes, reservando su identidad, comentan que había tensión política. Esas son algunas ideas que se escuchan en Los Ralos, donde se quemaron las urnas en las elecciones provinciales de 2015. El 9 de junio la Escuela Lizondo Borda volverá a ser la sede de los comicios locales y allí reina la incertidumbre sobre qué pasará.

“No es menos probable (que haya disturbios). Las condiciones están iguales, sumado a la crisis y a la división del peronismo”, dice José Kobak, referente del Partido Obrero, al ser consultado por la posibilidad de que haya problemas este año.

Kobak asegura que no tuvo nada que ver con la quema de urnas, aunque la Justicia lo imputó en la causa en la que se investigaba a los supuestos responsables. Aunque se suspendió el juicio a prueba, fue multado y se le exigió hacer trabajos sociales. Él era candidato a delegado comunal en las últimas elecciones y recuerda que el ambiente estaba caldeado. “Este año todavía estamos lejos de los momentos críticos de la campaña, pero es un final abierto. Entendemos que la disputa va a ser recargada respecto al 2015”, afirma.

El delegado que ganó aquellos comicios y que este año compite por la reelección es el oficialista Juan Brandán. Él difiere en cuanto a la previa electoral de las últimas elecciones y también opina distinto acerca del pronóstico para este año.

“No se esperaba todo esto, se esperaba una elección tranquila. Teníamos una buena amistad con los otros candidatos”, recuerda. “Este año se está viviendo con mucha tranquilidad. Cada uno pone su afiche o su pasacalle y ninguno hace por decir que va a sacar el del otro, campaña limpia”, asegura.

Brandán explica que en 2015 había 33 candidatos y que ahora calculan que habrá unos 20, de los cuales 16 serían afines al gobernador Juan Manzur.

Las diferencias en los testimonios de los referentes políticos se traducen en forma de incertidumbre y contradicciones entre los vecinos entrevistados por “Panorama Tucumano”. “Realmente no sé qué es lo que va a pasar este año. Yo creo que va a ser todo de vuelta un disturbio”, opina la vecina Susana Villagra. “Uno nunca sabe cómo van a reaccionar las personas. Pero esperemos que ahora no haya problemas”, dice María Bohórquez.

Comentarios