Para evitar su reventa, les pusieron una marca especial a los contenedores

El 3% de esos recipientes es inutilizado por mes por diferentes actos vandálicos. Ahora se han incrementado los robos. Qué dicen los vecinos.

16 Abr 2019 Por Florencia Bringas
2

UN OBSTÁCULO MÁS. Un contenedor de Bernabé Aráoz fue corrido a mano izquierda y lejos de la vereda. LA GACETA / FOTOS DE ANTONIO FERRONI.-

En avenida Belgrano al 1900 un contenedor fue abollado, le robaron la tapa rota y le colocaron un palo para mantenerlo abierto. Restos de residuos de su interior fueron desparramados alrededor. Otro de esos enormes recipientes, en La Rioja al 400, fue corrido para la mano izquierda del sentido del tránsito, a pesar de que todos deberían estar a la derecha para ser descargados correctamente por el personal de los camiones recolectores. Esos ejemplos se repiten por toda la ciudad. El mal uso y el vandalismo termina causando molestar entre quienes viven cerca y ya los consideran una molestia, a pesar de su principal objetivo: ser una herramienta más para mantener limpia la ciudad. Pero el vandalismo no es la única causa para su reposición, según datos del municipio: ahora también los roban y los revenden por unos $ 1.000. Su costo real es diez veces mayor.

En un informe que hizo LA GACETA Play, Jorge Pérez Musacchia, director de Higiene Urbana Municipal, dijo que al menos el 3% de los contenedores se inutilizan por mes por diferentes tipos de actos vandálicos y precisó que hay más de 500 contenedores en la ciudad. Pero la novedad, es que han secuestrado contenedores que habían sido revendidos por “unos pesos”. Ante eso, autoridades municipales les hicieron una marca -más allá de que ya tienen un código- que los identifica como propiedad de la Dirección de Higiene Urbana. Si los roban, por lo menos los van a identificar.

“Hemos hecho una inversión grande en contenedores para la ciudad: 150 de los de 3.200 litros y 500 unidades de los de 1.100 litros y otros tantos de 18 metros. Pero el vandalismo es fatal. Les prenden fuego, les ponen escombros y por ello les rompen la rueda y los parten por la mitad. El vecino normal te deja una bolsa, no lo rompe. A quienes los rompen los multamos si llegamos a identificarlos”, destacó Pérez Musacchia.

En la ordenanza 728/67 se detalla que está prohibido arrojar escombros en la vía pública, lo que también abarca la prohibición de arrojar esos desechos en los contenedores. Sucede que con el peso extra, el camión no lo puede levantar o se desfonda, rompiéndose el plástico. Entonces, si un particular está en obra debe alquilar a una empresa privada un contenedor de obra que cuesta entre $ 600 a $ 700. También puede solicitar al municipio un servicio especial de recolección.

VANDALIZADO. Lo primero que arrancan a los contenedores son las tapas.

En movimiento

“Me dan asco. Tienen moscas volando, tienen mal olor y siempre hay basura desparramada alrededor de los contenedores”, opinó Nadia Velázquez, vecina de uno de esos recipientes ubicado en Maipú al 700. Pero aclaró que son un mal necesario: ella junto con otros vecinos fueron los que pidieron que colocaran allí un contenedor en su cuadra. En un recorrido que hizo LA GACETA, ese contenedor estaba sobre la vereda y con el mismo paisaje que describió Velázquez.

Otro vecino de Corrientes al 600 sostuvo que es permanente y vergonzosa la falta de higiene frente a su propiedad: “los trapitos son los que suben el contenedor a la vereda, encima de nuestras ventanas, para tener más espacio para los autos. El olor es insoportable”. Y no es el único vecino que se queja sobre ese actuar de quienes “cuidan” los autos en la vía pública.

“Yo los bajo y ellos lo suben. Es algo de todos los días. Ya no sabemos qué hacer con los contenedores. Hasta los corren a la vereda de enfrente (mano izquierda del tránsito). Nadie los quiere de vecinos. Entonces, algunos los terminan rompiendo”, contó José Alberto Elías, vecino de barrio Sur.

Por su parte, Pérez Musacchia reconoció que ese (el de mover los contenedores en lugares no apropiados) es un problema de todos los días. “Por ejemplo, a diario vemos como los indigentes remueven la basura y desparraman todo en la vereda y en la calle. Después nos culpan a nosotros que ensuciamos. Eso nos pasa siempre en avenida Belgrano, los fines de semana. Es algo fijo. Y después, los cuidacoches que corren los contenedores para tener un lugar más para estacionar. O los comerciantes que los llenan con sus residuos, cuando ese servicio es sólo para los vecinos. Hay un mal uso generalizado”, añadió.

> Cómo usarlos correctamente
- El contenedor es un refuerzo para mantener limpias las veredas. Aunque el vecino puede dejar también sus residuos en la acera. Se hacen tres rondas en el centro, en tres horarios.
- La basura debe dejarse luego de las 21 en el contenedor.
- El contenedor siempre debe estar del lado derecho del tránsito (para su correcta descarga) y sobre la calle.
-  El teléfono al que se puede denunciar situaciones de vandalismo es: 4311570.

Comentarios