Zielinski a los hinchas de Atlético: "trato de ser responsable"

Le confirmó a LA GACETA que resolverá su continuidad sobre el final de su contrato, el próximo 30 de junio.

15 Abr 2019 Por Leo Noli
1

PACIENCIA. Zielinski piensa en la Copa de la Superliga y en nada más. LA GACETA / ANALÍA JARAMILLO

Hablando en privado y en confianza, el hombre te muestra un lado B completamente ajeno a lo acostumbrado en el planeta fútbol, donde nada es seguro ni para el mismísimo “Seguro”. “Dos partidos y todo cambia, para bien o para mal”, le explica al cronista de LA GACETA Ricardo Zielinski en Ojo de Agua. 

Su respuesta marca, en realidad, lo impaciente que puede ser este “deporte social que une a la familia”, pero que también condena. Por eso el “Ruso” acepta ser la tortuga que compite contra la liebre. Su rival podrá volar, sí, pero él igual irá a paso lento sabiendo hacia dónde debe correr.

“Tiempo”, eso es lo que dice disponer de sobra él y Atlético para definir su continuidad en el club. “No pienso en eso, te lo repito. Tampoco leo nada, así que no sé qué se dice”, aclara quien podría ser considerado un bicho raro en el ambiente. 

A contramano de la fauna que lo rodea, Zielinski no tiene intención de asegurarse ni uno, ni dos, ni la eternidad en contratos futuros. “Claro porque tenés que ver cómo va todo, cuál es la idea, qué pensamos. Hay un montón de elementos que se tienen que analizar para seguir en el proyecto. Entonces no es continuar por continuar. Esto se modifica en dos partidos, para bien o para mal. Trato de ser responsable. Y en la medida que nos sentemos con los dirigentes y veamos cuál es mi idea y cuál es la de ellos, veremos de consensuar. Y si no se puede, iré para otro lado. Es así de simple”, clarito ¿no?

Hasta tanto no termine la participación de Atlético en la Copa de la Superliga, hasta tanto no disponga del margen necesario para realizar su propia evaluación, ya sin el apremio del vértigo del trabajo diario, recién ahí el técnico más exitoso en la historia de Atlético del Siglo XXI planteará su hoja de ruta. “Creo que hoy por hoy Atlético tiene el tiempo necesario para no ir de prisa”, confía el DT.

Esa cintura que hoy dispone el “Decano” es la que Zielinski cosechó en la categoría, con el histórico quinto puesto en la Superliga pasada que le servirá a la institución, si sabe cómo aprovecharla, para consolidarse en la divisional.

“Hay que acostumbrarse a esperar el momento, a que se hable cuando sea el momento indicado. Antes de tiempo, me parece que en el fútbol no se tiene que hablar. Perdés un partido, ganás un partido y te modifica un montón de cosas”, sostiene el “Ruso”, y remata: “lo único que ya hablamos con Mario (Leito, presidente en uso de licencia) es que en algún momento, cuanto termine todo esto, nos sentaremos a conversar como hicimos el año pasado, y como hicimos en 2017 también. Conversaremos y veremos”.

Dueño de la devoción de los simpatizantes del “Decano”, Zielinski le escapa a eso de sentirse profeta en 25 de Mayo y Chile. “Yo digo que los éxitos en el fútbol no existen, salvo cuando salís campeón. Lo demás son buenas campañas. Nosotros hemos ayudado a consolidar a Atlético en Primera, y eso es importante. Como también que se acostumbre a jugar copas internacionales”, considera quien también prefiere ser actor de reparto cuando en realidad es el director de la película.

 “A los jugadores hay que agradecerle por todo lo que le dieron a la institución. A partir de un presupuesto austero conseguimos cosas muy importantes. Peleamos contra los grandes de Argentina siendo siempre competitivos”.


Cuestión de familia

Se sabe, por cuestiones laborales ni su esposa ni sus hijos pueden radicarse en Tucumán. La situación podría tomarse como un factor determinante, sobre todo si se tiene en cuenta que el “Ruso” pasó los últimos nueve años -de 10- dirigiendo fuera de Buenos Aires. Sin embargo, la última palabra es suya.

 “Pasa más por mí que por otro lado. No es fácil, porque uno quiere estar con los hijos, que no tienen nada que ver con el fútbol. Es un tema, pero lo hemos manejado bastante bien con mi señora durante este tiempo”, el amor es más fuerte, entonces la comprensión juega un papel preponderante. 

“No es determinante lo de la familia en mi decisión”, argumenta el DT, y sigue: “somos una familia muy unida. Compartimos lo bueno y lo malo”.


Sueños de grandeza

Haber dirigido su primera Copa Libertadores con Atlético tiene una sabor especial para el “Ruso”. Y haber finalizado entre los ocho mejores en el torneo que fue calificado como el más complicado desde su creación -por la cantidad de ex campeones que participaron en 2018- hace que las ganas de volver a jugarla con el “Decano” estén. 

“Sí, siempre. Hay muchas variantes como para que Atlético llegue en 2020. Si no hubiera estado este Copa (por la de la Superliga), nosotros ya hubiéramos estado clasificados. Igual, creo que puede haber movimientos que nos beneficien a nosotros en la actual Libertadores, o en esta Copa de la Superliga o la Argentina. Esperemos haya algún movimiento”. 

Mientras tanto, rumores y aclaraciones desde el Monumental mediante, el curso de esta historia conocerá su final entrado mayo o quizás en junio mismo. No hay apuro en Zielinski, eso está claro. "Es mi forma de ser, siempre fui igual. Simple".

Comentarios