El oficialismo se impuso de manera contundente al kirchnerismo y a Cambiemos en Río Negro - LA GACETA Tucumán

El oficialismo se impuso de manera contundente al kirchnerismo y a Cambiemos en Río Negro

El gobernador Alberto Weretilneck consolidó su poder político al doblegar con Carreras a la oposición, especialmente al sector peronista.

08 Abr 2019
1

RÍO NEGRO.- La flamante gobernadora electa de Río Negro por el frente Junto Somos Río Negro (JSRN), Arabela Carreras, sostuvo anoche que el triunfo obtenido en las urnas se logró “gracias al trabajo en equipo” de la fuerza a la que pertenece y que la clave estuvo en que “hemos trabajado tantas horas, tantos días, para lograr este resultado”.

“Claramente no he llegado aquí sola, fue porque hay miles de rionegrinos que han construido un proyecto político, y ese proyecto tiene ahora continuidad. Es un sueño que nos incluye a todos y a todas, que tiene por herramienta el diálogo, la cercanía y caminar palmo a palmo cada pueblo de provincial”, dijo a Télam la gobernadora electa cuando aventajaba por casi 20 puntos a su oponente, el kirchnerista Martín Soria (Frente para la Victoria)

“Este sueño lo empezó y lo continúa Alberto Weretilneck. Es él quien ha sabido construir algo inclusivo y que ha hecho escuela”, agregó, dando cuenta del poder político que ostenta su mentor y actual gobernador, a quién la Corte Suprema le vetó la posibilidad de buscar su reelección.

“Es una responsabilidad que afrontaré con todo el coraje, pero no lo haré sola, llego con un equipo, con un proyecto en marcha, que tendrá continuidad”, sostuvo Carreras.

“Somos un partido profundamente federal y defenderemos nuestros intereses, pero nunca dejando de dialogar”, subrayó la gobernadora electa, señalando que mantendrá el buen diálogo que el actual gobernador tejió con la Casa Rosada.

“Los pueblos de nuestra provincia nos han dicho que nos dan la oportunidad de seguir recorriendo la provincia. Hay una enorme tarea, pero le daremos continuidad a las políticas que venimos realizando”, remarcó.

Carreras también advirtió que “no hay esperar un viraje de las grandes políticas que estamos llevando adelante” y agregó: “Quédense tranquilos, seguiremos el camino, Alberto (Weretilneck) seguirá estando”, reiteró.

Sin llamadas

Si bien el triunfo de Carreras es contundente, y habiéndose escrutado más del 80% de las mesas los 17 puntos de diferencia que le sacaba a Soria era irreversible, sólo había recibido algunos saludos a través de las redes sociales desde la oposición.

Con poco más del 80% de las mesas escrutadas, los datos oficiales indicaban que Carreras obtuvo 170.000 votos (52.1%), mientras que la Alianza “Frente para la Victoria Distrito Río Negro” encabezada por Soria cosechó 115.000 votos (35.2%). En tercera ubicación llegaba la candidata de Cambiemos, Lorena María Matilde Matzen, con 18.500 votos (5,7%).

La campaña de la gobernadora electa fue acotada pero intensa, y comenzó el 23 de marzo, tan solo un día después de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación le negara al gobernador Weretilneck la posibilidad de presentarse a competir por su reelección.

Desde ese momento, Weretilneck se pegó a la figura de Carreras, ex ministra de Turismo y apuntaló su campaña protagonizando junto a ella prácticamente todos los spots y publicidades en vía pública.

En septiembre de 2017, Carreras había sido nombrada por el gobernador como ministra de Turismo, Cultura y Deportes y poco a poco fue convirtiéndose en una persona de extrema confianza del mandatario.

Carreras nació en Bariloche, estudio Letras en la Universidad de Córdoba y es conocida su pasión por la carpintería.

La gobernadora electa apostaba por arrastrar una buena cantidad de votos en Bariloche, de donde es oriunda, y también en otras localidades de la Cordillera como Dina Huapi y El Bolsón.

Se trata de un conjunto poblacional que supera las 200.000 personas.

Por otro lado, Weretilneck también sumó un gran porcentaje de votos en toda la Línea Sur de la provincia, que habitan más de 20 poblaciones rurales y semi rurales.

El candidato a vice gobernador, Alejandro Palmieri es de General Roca -la segunda ciudad de Río Negro con más de 140.000 habitantes- en la que conserva una buena imagen, según indicaron voces partidarias.

Carreras fue concejal en Bariloche en representación del partido Partido Sur y bajo esta ala se acercó al ex gobernador asesinado Carlos Soria.

En 2012 fue elegida legisladora provincial precisamente acompañando la fórmula Soria-Weretilneck, pero en 2015 obtuvo la reelección apoyada por el actual gobernador rionegrino y lejos de su hijo y también candidato a gobernador por el FpV, Martín Soria. (Télam)

Comentarios