La historia del soldado tucumano que dejó todo por luchar en Malvinas

Pablo Bernal formaba parte del seleccionado de rugby y tenía a su papá internado cuando fue llamado por el Ejército. Con sólo 18 años tuvo que alistarse y viajar a participar de la guerra que marcó la historia de nuestro país.

02 Abr 2019
1

EX COMBATIENTE. Pablo Bernal tenía 18 años cuando fue convocado para viajar a Malvinas. CAPTURA DE VIDEO

Pablo Bernal es tucumano y uno sobreviviente de Malvinas. A sus 55 años recuerda con emoción el día que tuvo que viajar a las islas y luchar por su patria: "todo lo que recuerdo es bueno".

"Malvinas es lo mejor que me pasó en mi vida. Respetando a todos los que no la pasaron bien, ha sido la gran aventura de nuestra vida", opinó Bernal. 

El ex combatiente tenía 18 años cuando recibió el llamado del Ejército: "estaba en el seleccionado de rugby y estudiaba". Transitaba un momento complicado porque corría riesgo la salud de su padre. "Tenía a mi papá internado. Sentía impotencia por no poder cambiar las circunstancias y tener que perder todo lo que estaba perdiendo", recordó.

Con el dolor de dejar a su padre enfermo, Bernal se embarcó en la guerra que le cambiaría su vida. Trasladándose a 1982, resaltó la falta de comunicación que había: "cuando llegamos a la isla Soledad, perdimos todo contacto con el continente. No recibíamos cartas, no sabíamos nada. No podía saber cómo estaba mi papá".

Al llegar al territorio de combate, Bernal asegura que el clima era optimista hasta que llegaron los adversarios y todo cambió. "Eramos los herederos de Belgrano, de San Martín, hasta que llegaron los ingleses. Ahí nos dimos cuenta que la cosa era más complicada de lo que creíamos". 

A 37 años de aquella batalla que marcó la historia argentina, el ex combatiente recuerda aquellos días con orgullo: "tuve el honor de pelear por Malvinas". 

"Nadie más va a tener la oportunidad de ir a pelear por la Patria. La tuvimos nosotros". 

Comentarios