Atlético debe “madrugar”, jugar y ganar - LA GACETA Tucumán

Atlético debe “madrugar”, jugar y ganar

El "Deca" recibe hoy a Aldosivi por la mañana, una franja horaria en la que le suele ir bien.

31 Mar 2019 Por Nicolás Iriarte

El otoño es el mes en el que el calor se va, en el que las hojas de los árboles caen y en el que los partidos de fútbol se juegan a la mañana. Suena fuerte pero así ha sido al menos para Atlético en los últimos 15 años. Hoy, ya desde la semana pasada en una nueva estación, el equipo volverá a cumplir con la tradición de jugar temprano: desde las 11 recibe a Aldosivi, buscando cumplir la otra tradición cuando juega a la mañana: ganar.

El nuevo formato del fútbol argentino llegó hace un par de años con la creación de la Superliga. Con ella, vinieron algunas modificaciones de forma como son los horarios: cada equipo jugará de local al menos una vez en los incómodos horarios de las 11 y las 13.15. La idea es condensar a lo largo de todo el día, la mayor cantidad de partidos para que no se superpongan en su televisación. En un momento, también se dijo que los horarios matutinos ayudaban a ganar televidentes de otros continentes.

En primavera y en verano, las chances de jugar en esa franja horaria se reducen. Es por eso que el otoño (sucede entre el 21 de marzo y el 21 de junio) es tan atractivo.

Repasando estos últimos 15 años, Atlético se acostumbró -al menos- a jugar un partido por año a la mañana. El horario casi siempre es el mismo y es el de hoy: las 11. Curiosamente, “madrugar” le sienta bien a Atlético. En 13 partidos jugados a la mañana durante esta última década y media, el “Decano” ganó ocho, empató dos y perdió sólo tres. Muchos de esos partidos tienen sucesos interesantes.

El repaso empieza el 16 de mayo de 2004. Atlético jugaba en Pergamino la vuelta de las finales del Clausura del Argentino A. Tras ganar 2-1 en la ida, el gol de Diego Ruiz para el 1-1 definitivo se gritó fuerte. El 3 de abril de 2005, también ante Douglas, avanzó a semifinales del Argentino A con goles de Fernando Robles, Marcelo Zerrizuela y un tiro libre (ayudado por la barrera) de Fernando Cafasso.

MAÑANA FATÍDICA. Fernando Robles salta a cabecear con Luciano González, de San Martín. Octubre de 2005: Atlético perdió el clásico.

El 2 de octubre de 2005 perdió el clásico en Ciudadela ante San Martín con un incidente: el alambrado de la tribuna de los hinchas de Atlético se vino abajo.

ADIÓS, CAPITÁN. El “Patón”, un defensor central histórico, se despide de los hinchas durante el partido del 26 de marzo de 2006.

El 26 de marzo de 2006, le ganó un partido intrascendente a 9 de Julio de Rafaela (ya estaba clasificado para los playoffs) pero minutos antes del final, se fue reemplazado Jorge Jerez. El “Patón” había elegido ese duelo para retirarse.

DECEPCIÓN. Alfredo Ramírez Silva lleva la pelota en el duelo que Atlético le ganó a Brown de Madryn 4-1, en 2007. No alcanzó.

El 22 de octubre de 2006 perdió ante Antoniana, 0-2, en Salta. En la misma ciudad, le ganó a Central Norte 1-0, el 15 de abril de 2007. Ese mismo año jugó otro dos duelos clave a la mañana: la serie de octavos ante Brown de Puerto Madryn. En la Patagonia, cayó goleado 0-4 (6 de mayo) y en Tucumán (13 de mayo) intentó la hazaña pero se quedó corto: ganó 4-1 y Claudio Sarría falló un penal que hubiese igualado todo. El 30 de marzo de 2008 le ganó a Luján de Cuyo en Mendoza, 3-1.

TRIUNFO DE PASCUAS. Cobelli convirtió el único gol con el que Atlético le ganó a Deportivo Merlo en 2013, en Buenos Aires.

Ya en la B Nacional, el 16 de abril de 2011, empató 0-0 con Almirante Brown en un duelo que empezó al mediodía. El 25 de agosto de 2012 logró su máxima goleada de visitante en casi 15 años: 5-2 a Defensa. En 2013, derrotó a Deportivo Merlo en Buenos Aires. Por último, el 3 de mayo de 2014, le ganó a Villa San Carlos 2-0. El partido estaba pautado para las 11, pero por un problema en el satélite que afectaba la televisación del duelo, empezó a las 12.

Comentarios