Por un vallado que parece eternizarse, los transeúntes deben bajar a la calle en una esquina céntrica - LA GACETA Tucumán

Por un vallado que parece eternizarse, los transeúntes deben bajar a la calle en una esquina céntrica

La gente tiene problemas para transitar en la esquina de Virgen de la Merced y Mendoza. Video

29 Mar 2019

Cuando el miércoles 23 de mayo de 2018 se desplomó la fachada del ex cine Parravicini, se despertaron alertas sobre otras viejas construcciones que podrían derrumbarse en Tucumán por falta de mantenimiento. Así, se dispuso un vallado integral en la antigua casona abandonada ubicada en la esquina de Virgen de la Merced y Mendoza, que al día de hoy persiste, sin que se observen trabajos de restauración o de demolición del histórico edificio.

"Pronto se va a cumplir un año desde que pusieron estas vallas, que supuestamente apuntan a preservar la integridad de los transeúntes que circulan por esa vereda. Pero no hay avances de obra ni nada, y ese vallado sólo genera incomodidad para caminar por su acera", denunció a LA GACETA María Marta Corbalán, vecina de la zona.

El vallado se extiende por una tercera parte de la cuadra de Mendoza al 200 y en un tramo de Virgen de la Merced al 100. Debido a que las veredas en la zona son angostas, la empalizada sólo deja alrededor de 50 centímetros de acera, lo que obliga a bajar a la calle a las personas que se cruzan mientras transitan por el lugar. Pero esto no siempre es posible, porque la mayor parte de las veces la calzada de Mendoza al 200 está ocupada con autos estacionados, pese a que está prohibido estacionar en esa cuadra.

El edificio fue propiedad de la familia Paz Posee y está emplazado en la misma esquina en que se encuentran la sede del Siprosa y otro edificio con locales comerciales, también abandonado. Otro inmueble emblemático ubicado justo al frente de la casona vallada es el que pertenecía al ex hotel La Vasca, que está al lado de otro edificio señero, de la radio LV7.

"Lo que ocurre acá es que todo parece abandonado, ya que este edificio hace añares que se está cayendo. Pero lo peor es que justo al lado hay una obra en construcción paralizada, en cuya vereda tiran basura, además de que hay mendigos que abrieron el vallado y entran a la casona abandonada", destacó Corbalán.

Otro dato curioso es que la edificación se ubica a la vuelta del Concejo Deliberante de la capital, a dos cuadras de la plaza Independencia y también a dos cuadras del denominado "Circuito histórico", sin mencionar que sólo tres cuadras lo separan de la Casa de Gobierno.

Comentarios