Levantar el ánimo es la cuestión en San Martín

“Hay que poner buena cara”, asegura “Maxi” Martínez. Y Caruso dice que los seis puntos por jugar son claves.

27 Mar 2019
1

TRAS EL TRABAJO. Ramiro Costa y Nicolás Giménez caminan junto con Caruso. la gaceta / foto de diego aráoz

Mientras que Romina Rodríguez (la gran figura del fútbol femenino de San Martín), muestra su otra faceta, haciendo la limpieza del complejo, los jugadores de San Martín comienzan a llegar a los vestuarios. Con la ropa de fajina y con mucho barro, producto de haber trabajado bajo la lluvia.

En un martes como el de ayer, con nubarrones negros que no se van y que anuncian que seguirá el aguacero, los futbolistas solamente hicieron trabajos intermitentes y reducidos con pelota.

Los jugadores del “Santo” dejaron de trabajar y fueron a darse una ducha rápida. De inmediato, empezaron a retirarse. Hablar con ellos es casi una tarea imposible; prefieren el silencio, como gran respuesta a este momento.

Maximiliano Martínez, lateral izquierdo, fue la voz del grupo. Y dijo: “Hay que trabajar, hay que seguir para adelante, no queda otra. Me acostumbré a estar en muchas cosas buenas con el club del que soy hincha, y ahora estamos en la mala. Seguro que con el apoyo de la familia, de los amigos, se hace más leve esto. Es duro venir a entrenar, pero hay que poner buena cara. Lo que pasó nos dolió a todos”.

Ricardo Caruso Lombardi se da su tiempo. Baja por las escaleras, y posa con los chicos de la séptima división. Y también se saca selfies. Luego vuelve a subir y charla unos minutos con el defensor Rodrigo Moreira. Antes de irse con su cuerpo técnico, se presta a las consultas de LG Deportiva. “Vamos, acompañame hasta el bar”, dice. Pide algo caliente, mientras come pochoclos. Y de inmediato se acerca a escuchar lo que en ese momento estaban hablando en la señal TyC Sports sobre la victoria de Argentina ante Marruecos.

El DT del “Santo”, que prepara ya el partido del lunes desde las 19 ante Estudiantes de La Plata (con Hernán Mastrángelo como juez), dice: “Vamos a poner a quienes mejor estén en todos los aspectos. No es fácil levantarlos a los muchachos. Pero, hipotéticamente, lo que uno quiere es que vayan tomando confianza. No sólo quedan seis puntos, que será clave ganarlos. Estamos en un momento clave de la institución y hay que terminarlo de la mejor manera posible. Además están las llaves de la Copa de la Superliga y la Copa Argentina. Todo lo que tenemos de aquí para delante, puede definir para los jugadores muchas cosas, desde seguir en otro club o quedarse acá”.

Comentarios