El mismo día, intervienen la UCR y validan sus internas

El comité nacional suspendió la primaria, pero un juez federal reconoce que está vigente. Según el diputado Cano, todo el proceso interno ha caído. Según el legislador García, la suya es la única lista inscripta en plazo.

20 Mar 2019 Por Álvaro José Aurane
1

EN BUENOS AIRES. El órgano radical deliberó durante la tarde de ayer.

El comité nacional de la Unión Cívica Radical intervino ayer el distrito Tucumán. Pero ni siquiera ese remedio extremo trae claridad al radicalismo tucumano.

También ayer, la Justicia Federal dejó firme el proceso de internas para elegir autoridades. Y una lista se reivindica como la única inscripta y, por ende, como la legítima autoridad del partido.

El máximo órgano ejecutivo del radicalismo se reunió a las 16 en la sede de Alsina 1.786, en la ciudad de Buenos Aires, y el primer tema del orden del día fue “Intervención del distrito Tucumán - Designación de interventor”.

Según el acta 316, en el comité nacional se adoptó esta decisión frente a un desfase de tiempos. Por un lado, en enero se llamó a los afiliados a votar el domingo 31. Por el otro, en febrero la provincia anticipó las elecciones generales para el 9 de junio y el plazo para inscribir coaliciones vence el próximo 29. Es decir, 48 horas antes de la primaria radical. Consecuentemente, “existe la imposibilidad material de tener autoridades partidarias elegidas, legitimadas y con plenas facultades para autorizar la conformación de frentes electorales (...) haciendo peligrar la participación de la UCR en esos comicios”.

El diputado José Cano, secretario general del comité nacional, ratificó esta situación en ese encuentro. Finalmente, se votó la intervención del distrito hasta el 31 de marzo de 2020. Al frente del partido fue designado el concejal capitalino José “Lucho” Argañaraz y se suspendió la convocatoria a elecciones del próximo domingo 31, “encomendado al interventor la constitución de una alianza electoral y la normalización del distrito con el llamado a elecciones internas ni bien el cronograma electoral provincial y nacional lo permitan”.

“Se llegó a esta instancia también por impericia de la conducción partidaria, que no incluyó a los nuevos afiliados al padrón. Eso judicializó un proceso que había sido convocado en tiempo y forma”, describió Cano a LA GACETA. En septiembre pasado, las internas fueron suspendidas por la Justicia Federal, que acogió la denuncia de los legisladores Ariel García, Fernando Valdez y Raúl Albarracín respecto de que los padrones no incluían a 4.000 nuevos afiliados. La convocatoria pasó para octubre, pero tampoco se votó y caducaron los mandatos de las autoridades.

El contrapunto

Durante la jornada de ayer, la Justicia Federal notificó a la Junta Electoral de la UCR que el cronograma de elecciones internas sigue vigente. Ese calendario fue dado a conocer el 28 de febrero y fijaba que hasta el pasado miércoles 13 podían inscribirse listas de candidatos. Ese día, sin embargo, la junta electoral radical declaró nulas las primarias, haciendo lugar a la impugnación de la Lista Celeste (del sector de la candidata a gobernadora Silvia Elías de Pérez), que alegó errores en los plazos fijados.

La Lista Roja apeló esa nulidad de las internas y ahora encontró eco en los tribunales. “Al vencimiento del plazo, fuimos la única que había inscripto la nómina de candidatos”, aseveró a LA GACETA el legislador García.

El parlamentario, entonces, sostiene que la intervención nacional no es procedente porque ya se puede proclamar autoridades que resuelvan si la UCR conforma o no un frente electoral.

“La Justicia Federal ha dicho que tenemos razón y que tenemos derecho. Ahora habrá que ver si valen más la justicia y la democracia interna, o el dedo macrista, que no sólo es mágico para imponer candidatos a gobernador, sino que también es autoritario y quiere arrodillar a la UCR y proscribir a los radicales”, cuestionó el parlamentario.

Cano, en cambio, sostiene que la intervención ha hecho caer toda la interna. “Esa es su razón de ser: con el proceso en marcha era imposible acordar un frente antes de que venza el plazo. El comité nacional es la máxima autoridad de la UCR y actuó conforme la Ley Orgánica de Partidos Políticos. Un juez no puede estar por encima de la voluntad autónoma de un partido ni legislar sobre una interna”, concluyó.

Comentarios