La UCR corre el riesgo de no integrar la alianza Cambiemos

El partido no tiene una autoridad que suscriba el acuerdo para armar el frente opositor. La intervención del distrito por parte del comité nacional del radicalismo, que sesiona esta semana, es lo que se visualiza.

18 Mar 2019 Por Juan Manuel Asis
1

ELÍAS DE PÉREZ. Hoy candidata por el radicalismo, pero no de la UCR. la gaceta / foto de antonio ferroni

Desde el radicalismo salió la candidata a gobernadora por Cambiemos, la senadora Silvia Elías de Pérez; sin embargo, el partido radical puede llegar a no formar parte de la coalición opositora que se construya en la provincia para competir en los comicios del 9 de junio. Es que, hoy por hoy, la UCR no tiene autoridades locales en condiciones de refrendar legalmente la integración de la fuerza opositora que encabezará Elías de Pérez.

Es ese marco, la UCR está acéfala; ya que Federico Romano Norri -en su calidad de presidente de la convención provincial radical- sólo podía llevar adelante el proceso de normalización partidaria; hoy trunco y judicializado. El dirigente no puede suscribir en nombre de la UCR la constitución de la alianza opositora. “No estoy en condiciones de hacerlo”, dijo ayer a LA GACETA.

Según el cronograma electoral provincial, el 29 del corriente mes vence el plazo para presentar los frentes y/o alianzas electorales. Y la UCR no tiene una autoridad para cumplir con el requisito legal de representarla como partido en ese trámite.

El Frente Justicialista por Tucumán, que propone para la reelección a Juan Manzur y a Osvaldo Jaldo, ya fue aprobado por la Junta Electoral Provincial, y es integrado por el Partido Justicialista (PJ) y por el Movimiento Ergisto. La coalición “Hacemos Tucumán”, que lidera el senador José Alperovich, está compuesta por Podemos y por el Partido Popular.

Cambiemos, en Tucumán, está formado por la UCR -hoy en medio de un frustrado proceso de normalización interna (la junta electoral radical anuló el llamado a los comicios para el 31 de marzo)-, por el Partido por la Justicia Social (PJS) que encabeza el intendente capitalino, Germán Alfaro; por la Coalición Cívica que representa la concejal Sandra Manzone, y por el PRO, actualmente intervenido y en manos de Santiago Hardie. Es decir, todas las fuerzas integrantes del grupo opositor tienen dirigentes en condiciones legales de suscribir el acta política de formación del frente, no así la UCR.

De verificarse este hecho se daría la situación inédita de que la UCR quedaría marginada de la votación de junio como sigla política. Además, en ese caso, ante una eventual interna para elegir los candidatos a cargos electivos por Cambiemos, los afiliados radicales no podrían votar.

Entonces, ¿la UCR no participará de la integración de la alianza opositora? Existe una sola forma de subsanar legalmente esta situación: la intervención del distrito por parte del comité nacional de la UCR, para que el designado sea el que pueda suscribir el pacto. Precisamente, el organismo que preside el mendocino Alfredo Cornejo se reunirá esta semana, mañana o el jueves, y analizará la situación del radicalismo tucumano. El diputado José Cano lo integra.

¿Habrá intervención? Un sector del radicalismo local, más cercano al oficialismo, entiende que no hay otro camino y que es lo que finalmente ocurrirá. En ese marco, hubo consultas sobre si el comité nacional de la UCR podría suscribir la integración local; pero se recibió un “no” por respuesta, ya que es un tema que debe resolverse exclusivamente en el distrito provincial.

Sin embargo, la intervención no pondría fin a esta complicada situación institucional del radicalismo tucumano, que está dividido. Esta anormalidad, por ejemplo, es la que le permite al legislador Ariel García, enfrentado al oficialismo, decir que Elías de Pérez “es la candidata del macrismo y no del radicalismo en Tucumán”. “No hay ningún autoridad legítima para firmar por el radicalismo”, indicó el parlamentario, que estima que el comité nacional de la UCR no está en condiciones de intervenir el distrito local por sus divisiones internas.

En fin, si no se interviene la UCR, el partido no podrá ser parte de la coalición Cambiemos.

Comentarios