Londres le quitó la nacionalidad a dos jóvenes británicas que huyeron a Siria para sumarse al ISIS

Las hemanas huyeron a Siria en 2013 para casarse con yihadistas del Estado Islámico (EI).

10 Mar 2019
1

Dos hermanas londinenses que huyeron a Siria en 2013 para casarse con yihadistas del Estado Islámico (EI) fueron despojadas por el gobierno del Reino Unido de su nacionalidad británica.

El caso de las jóvenes Reema Iqbal y Zara Iqbal, que están en un centro de detención sirio y tienen entre ambas cinco hijos varones menores de ocho años, se suma al de Shamima Begum, a quien también se le retiró la nacionalidad tras escapar a Siria en 2015 por el mismo motivo.

A diferencia de las hermanas Iqbal, de 30 y 28 años, respectivamente, Begum, que ahora tiene 19, era menor de edad cuando huyó con dos compañeras de su instituto del barrio de Bethnal Green, en el este de Londres, tras ser captada por Internet, publicó la agencia de noticias EFE.

Su caso causó una gran polémica en el Reino Unido, pues el gobierno conservador rechazó que volviera para ser investigada y criar a su bebé recién nacido, que finalmente falleció de neumonía el pasado jueves -el tercero que la joven perdió-.

The Sunday Times, que obtiene su información de fuentes legales y difundió hoy el nuevo caso, explica que Reema y Zara, del barrio de Canning Town, también en el este londinense, se casaron con miembros de una célula yihadista presuntamente vinculada al asesinato de rehenes occidentales.

El medio británico explica que las dos hermanas son de padres paquistaníes, lo que podría haber llevado al Ministerio del Interior a considerar que pueden reclamar esa nacionalidad, al haber perdido la británica. Sin embargo, sus hijos serían por derecho nacionales británicos.

Al respecto, el ministro británico de Relaciones Exteriores, Jeremy Hunt, dijo que trabaja con la ministra de Desarrollo Internacional, Penny Mordaunt, para ver cómo se puede traer a estos niños "de manera segura" al Reino Unido.

En una entrevista con la BBC, Hunt lamentó no haber podido rescatar al bebé recién nacido de Begum y evaluó que era "demasiado peligroso" enviar a personal diplomático británico al país árabe.

También sostuvo que Begum "eligió dejar un país libre para unirse a una organización terrorista", y esas decisiones "tienen consecuencias".

Comentarios