May hace un último llamado para que se apruebe el Brexit

La UE ofreció a Londres la posibilidad de dejar la unión aduanera unilateralmente. Se busca evitar una frontera “dura” entre la República de Irlanda y la porción de la isla que depende del Reino Unido.

09 Mar 2019
1

RECTA FINAL. La Cámara de los Comunes votará el martes si acepta. REUTERS

BRUSELAS, Bélgica.- La primera ministra británica, Theresa May, lanzó su último llamado a los europeos y a sus diputados para que no rechacen su acuerdo de Brexit el próximo martes, en la Cámara de los Comunes.

Ella misma no descartó que hasta existe la posibilidad “de un segundo referéndum”, como un ejemplo de la incertidumbre.

“Rechacen mi acuerdo y podríamos no irnos nunca del todo”, dijo en un acto en Lincolnshire, una zona fabril y con población de claro componente de clase obrera, en una advertencia a los diputados británicos que deben votar el día 12 de marzo su modelo de Brexit.

“La Unión Europea promete al Reino Unido dar la opción de salir de la unión aduanera unilateralmente, mientras se mantienen el resto de elementos del ‘backstop’ (la cláusula de salvaguarda, en jerga comunitaria) para evitar una frontera ‘dura’”, escribió el jefe negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier, en Twitter.

“No se forzará al Reino Unido a permanecer en la unión aduanera contra su voluntad”, añadió. En la práctica, esto supone que, en el futuro, Londres podría salir de la unión aduanera pero Irlanda del Norte (dependiente del Reino Unido) quedaría enmarcada en el bloque, una opción que ya rechazó Londres porque, a su juicio, violaba la soberanía territorial del país.

Barnier informó a los embajadores de los Veintisiete sobre las conversaciones en marcha con Londres y dijo que se ha ofrecido a Reino Unido “una interpretación legalmente vinculante” del Acuerdo de Retirada.

Además de la posibilidad de abandonar unilateralmente la unión aduanera, explicó que el Acuerdo de Retirada ya contempla, en su artículo 178, que el panel de arbitraje pueda dar a Reino Unido una “suspensión proporcionada” de la cláusula de salvaguardia para la frontera irlandesa “si la UE rompe sus obligaciones de buena fe para negociar soluciones alternativas”.

Asimismo, Barnier ha garantizado que la UE “está preparada a dar fuerza legal a todos los compromisos de la carta de enero del presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, y el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, a través de un comunicado interpretativo conjunto”.

“La UE continuará trabajando intensamente en los próximos días para asegurar que Reino Unido abandona la UE con un acuerdo”, ha finalizado el jefe negociador de la UE.

Cuando faltan sólo tres semanas para que Reino Unido abandone el bloque, May no ha conseguido hasta ahora obtener de Bruselas cambios a su propuesta de divorcio que logren convencer a los legisladores británicos, que en enero rechazaron los términos propuestos por el Gobierno.

Londres y Bruselas están en desacuerdo con el llamado ‘backstop’ en Irlanda del Norte, una póliza de seguro para evitar el retorno de los controles fronterizos entre Irlanda del Norte e Irlanda, la única frontera terrestre entre Reino Unido y los otros 27 países del bloque.

El ministro británico para el Brexit, Stephen Barclay, dijo que “no es momento de repetir viejos debates”, después del ofrecimiento Bruselas a Londres.

“Con una fecha límite muy real inminente, no es el momento de repetir viejos debates”, ha dicho Barclay a través de su cuenta en la red social Twitter. “Reino Unido ha presentado nuevas propuestas claras. Necesitamos acordar una solución equilibrada que pueda funcionar para ambas partes”, ha agregado. (DPA-Reuters)

Comentarios