La Corte dejó firme el procesamiento de Cristina

En un fallo unánime, los jueces del alto tribunal desestimaron un recurso de queja de la ex presidenta y la enviaron a juicio oral y público.

08 Mar 2019
1

A JUICIO. Cristina Kirchner y Oscar Parrili serán juzgados por el presunto encubrimiento del atentado a la AMIA.

BUENOS AIRES.- Cristina Fernández de Kirchner irá a juicio oral y público en la causa sobre el Memorándum con Irán. Con la firma de sus cinco miembros, la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) dejó firme el procesamiento con prisión preventiva de la ex presidenta, aunque la ejecución seguirá en suspenso hasta que el Senado decida sobre el proceso de desafuero que pidió el juez Claudio Bonadio.

En el fallo que firmaron ayer, los jueces Carlos Rosenkrantz, Elena Highton, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti desestimaron el recurso de queja que Cristina había presentado ante la negativa de la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal a concederle un recurso extraordinario para discutir su situación en la Corte. “El recurso extraordinario, cuya denegación motivó esta queja, no se dirige contra una sentencia definitiva o equiparable a tal. Por ello se la desestima”, sentenció el máximo tribunal. Es una fórmula clásica en estos casos.

La ex presidenta agota así las vías para cuestionar la decisión de Bonadio, que el 6 de diciembre de 2017 la había procesado con prisión preventiva y embargado por $ 50 millones. Posteriormente la Sala II de la Cámara Federal confirmó el procesamiento y consideró la firma del Memorándum como un delito por estorbo de un acto funcional, abuso de autoridad y encubrimiento agravado.

Además, la CSJN rechazó un recurso de queja del ex secretario general de la Presidencia Oscar Parrilli, que se encuentra procesado sin prisión preventiva. Otros involucrados en la causa son el ex secretario de Legal y Técnica Carlos Zannini, el diputado Andrés Larroque, el dirigente social Luis D’Elía, la ex procuradora del Tesoro de la Nación Angelina Abbona y el líder del Movimiento Quebracho, Fernando Esteche. En su momento también había sido procesado con prisión preventiva y favorecido con arresto domiciliario el ex canciller Héctor Timerman, que falleció el 30 de diciembre de 2018.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal 8 todavía no fijó fecha para el juicio oral y público por la firma del Memorándum con Irán. Antes los jueces José Michilini y María Gabriela López Iñiguez deben sortear a un nuevo ministro que los acompañe, pues el fin de semana pasado falleció el camarista Carlos Tassara, que iba a integrar este tribunal.

El Memorándum con Irán

El 27 de enero de 2013, el ex ministro de Relaciones Exteriores de Irán Ali Akbar Salehi y Timerman firmaron un principio de acuerdo para investigar el ataque terrorista de 1994 a la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en Buenos Aires. Entonces Cristina lo calificó como “un hecho histórico” y consideró que serviría para avanzar en la investigación del atentado, pero finalmente el Parlamento iraní no lo aprobó y la Cámara Federal de Casación Penal lo declaró inconstitucional porque implicaba la cesión de soberanía jurisdiccional a Irán. El acuerdo permitía que no se presentaran en los tribunales argentinos los ciudadanos iraníes acusados por el fiscal Alberto Nisman.

El 13 de enero de 2015, Nisman había denunciado a Cristina, Timerman, Larroque, D’Elía y Esteche por haber intentado encubrir a los sospechosos de la causa AMIA con la firma del Memorándum. Cinco días después el fiscal apareció muerto de un balazo en la cabeza en su departamento del barrio porteño de Puerto Madero.

La denuncia de Nisman fue rechazada por el juez Daniel Rafecas el 26 de febrero de 2015, al considerar que no había delito alguno para investigar porque el acuerdo nunca entró en vigencia. Sin embargo, la causa se abrió después por decisión de la Cámara de Casación y el 7 de septiembre de 2017 el fiscal Gerardo Pollicita acusó a la ex presidenta y al ex canciller de idear un “plan criminal destinado a que los acusados pudieran eludir la investigación penal y sustraerse de la acción de la justicia argentina”.

A continuación, Bonadio aceptó la petición de Pollicita de llamar a indagatoria. Después dictó el procesamiento. (Especial)

Comentarios