Carnaval: los tucumanos se entregaron a la locura tropical y cuartetera

El domingo y ayer los festejos brotaban en todo el mapa.

05 Mar 2019
1

MULTITUD. En Central Córdoba se juntaron más de 13.000 personas el domingo, casi todos ellos esperando al ídolo cuartetero, “La Mona “Jiménez. lg play

Acá, en este lugar del mundo donde la tierra se prende fuego, el carnaval se festeja desde muy temprano. Después de todo, ¿a quién le importa el almanaque cuando el termómetro marca más de 35°? Así, en la capital tucumana, la celebración había comenzado hacía seis semanas y cerró el domingo y ayer con un tsunami tropical que tuvo como protagonistas a Daniel Agostini, El Chili Fernández, Néstor en Bloque, Franco Arroyo y el mítico rey del cuarteto, Carlos “La Mona” Jiménez.

En el Club Central Córdoba más de 13.000 personas se juntaron el domingo para vibrar con la leyenda cordobesa, que se presentó a la noche. Pero el reloj marcaba las 14 y miles de tucumanos ya estaban haciendo la previa para disfrutar de una jornada manchada de carnaval.

Las puertas del club se abrieron a las 16 para dar paso a quienes desde temprano fueron a vivir una víspera de feriado en la que el calor intenso abría las las gargantas para los infinitos litros de cerveza. “Agradecer a la familia porque nuestra música es para ellos”, resaltó “El Chili” Fernández cuando se subió al escenario, haciendo notar que el carnaval no es sólo para los solteros, sino también para toda la familia.

“Hubo más movimiento que años anteriores, a pesar de la crisis. Pusimos precios populares para que pueda venir más gente”, explicó Nerea Villarreal, de la organización de la fiesta en Central Córdoba. Para evitar problemas, se intensificaron los controles de seguridad en la entrada y dentro del predio. “En comparación con ediciones anteriores, los incidentes disminuyeron. Personas que estaban bajo actitud sospechosa o generando disturbios eran sacadas inmediatamente del club, explicó Nerea.

A medida que la tarde avanzaba, la emoción crecía y las pinturas caían sobre la gente. Azul, rojo y verde fueron los colores más recurrentes, así como también lo fueron el barro y la espuma. Los carteles no faltaron y la presencia de los distintos barrios y clubes se marcaba fuertemente. “Es un sentimiento, es lo más lindo que hay”, definía Carlos Andrés Campo que había viajado desde Delfín Gallo. “Aguante el Carnaval”, gritaba Eliana Moreno y así eran miles de personas entregadas a la alegría y la diversión.

Fue un fin de semana no apto para indecisos. En Central Córdoba, “La Mona”; en Amaicha, el desenfreno total en la Fiesta Nacional de la Pachamama. Y en El Cadillal, murga y batucada de la mano de Tumbalata, en la zona de playas. También se presentó David Lozano y estaban programadas para ayer la batucada Diosas y Reyes, además de la banda Va de onda, pero las actividades fueron suspendidas por mal clima.

Pero en el boliche Skombro de Monteros no importaron las amenazas de lluvia. El carnaval se festejó con La Mona Jiménez y Daniel Agostino a todo ritmo.

Temas

Carnaval
Comentarios