La ONU no podrá forzar el ingreso de ayuda a Venezuela

China y Rusia vetaron la resolución que llevó EEUU al Consejo de Seguridad.

DEBATE. Cinco miembros, de los 15 que integran el Consejo de Seguridad de la ONU, tienen poder de veto. DEBATE. Cinco miembros, de los 15 que integran el Consejo de Seguridad de la ONU, tienen poder de veto.
28 Febrero 2019

NUEVA YORK, Estados Unidos.- Los gobiernos de Rusia y China han vetado la resolución planteada ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por parte de Estados Unidos para exigir a Venezuela que permita la entrada de ayuda humanitaria en el país.

“La resolución no ha sido adoptada por los votos negativos de dos miembros permanentes, China y Rusia”, ha anunciado el presidente del Consejo de Seguridad, el representante permanente de Guinea Ecuatorial, Anatolio Ndong Mba.

El texto presentado por Estados Unidos, que reclamaba además la celebración de elecciones presidenciales “libres y justas” en el país sudamericano, ha recabado nueve votos, lo que ha forzado a Moscú y Pekín a utilizar su derecho a veto.

Poco después, la resolución presentada por Rusia ha fracasado a la hora de pasar la votación, al contar únicamente con cuatro votos a favor. “El proyecto no ha sido adoptado”, ha dicho Ndong Mba, según la agencia rusa de noticias Sputnik.

El embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia, había instado al Consejo de Seguridad a apoyar el proyecto ruso y había argumentado que había sido “elaborado de tal manera que se evite cualquier formulación que pueda generar discrepancias y realmente destinado a ayudar a los venezolanos”.

El sábado 23 de febrero la oposición venezolana convocó a sus seguidores a las fronteras de Colombia y Brasil para intentar forzar la entrada de ayuda humanitaria estadounidense en contra de la decisión del Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Venezuela se encuentra sumida en una grave crisis institucional desde el 23 de enero, cuando el presidente de la Asamblea Nacional, el opositor Juan Guaidó, se autoproclamó “presidente encargado” del país tras denunciar la ilegalidad del nuevo mandato de Maduro. El gobierno de Maduro ha negado que haya una crisis humanitaria y ha vinculado la ayuda con el intento de “golpe de Estado” que le atribuye a Guaidó (proclamado por la Asamblea Nacional venezolana como presidente interino), y a quien considera su mentor, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Estados Unidos y otros 50 gobiernos del mundo reconocen a  Guaidó como presidente encargado de Venezuela y consideran a Maduro como un “usurpador” del poder, debido a que niegan validez a los comicios que le dieron la reelección en mayo pasado.

“Pedimos a los miembros del Consejo que no sean cómplices de esta maniobra polémica, que se vote en contra del proyecto de Estados Unidos y que se apoye el nuestro, que realmente quiere ayudar al pueblo de Venezuela”, dijo antes de la votación el embajador ruso Nebenzia.

Añadió que “esto es una cortina de humo, pues lo único que desean es que haya un cambio de gobierno”.

“Lamentablemente, al votar contra esta resolución algunos miembros de este Consejo continúan protegiendo a (Nicolás) Maduro y sus cómplices y prolongando el sufrimiento de los venezolanos”, replicó el enviado estadounidense para Venezuela, Elliott Abrams.

A su vez, el representante chino Wu Haitao consideró que “las cuestiones de Venezuela deben ser decididas por el pueblo venezolano”.

La propuesta estadounidense partía de la base de que Maduro provocó un “colapso económico”  que ha llevado al país caribeño a la desesperación y promovía el “ingreso sin trabas” de la ayuda humanitaria que el gobierno que encabeza Maduro rechaza, con la sospecha de que se trata de una punta de lanza detrás de la cual vendrá una intervención extranjera, una invasión en toda regla y posteriormente, un golpe de Estado. (Télam-DPA)

Comentarios