Práctica de San Martín: con Lanús en la mira

El plantel se entrenó por la mañana sin tener en cuenta las negociaciones por el nuevo técnico.

27 Feb 2019
1

Lucas Acevedo. LA GACETA / INÉS QUINTEROS ORIO

El ser humano no siempre puede abstraerse de los conflictos que lo aquejan. En cualquier ámbito, un problema semeja una piedra en el zapato, que hinca a cada paso para recordar que está allí. Por estos tiempos, un par de agobios inquietan a los jugadores de San Martín: el equipo acumula seis partidos de la Superliga sin ganar -dos empates y cuatro derrotas- y cierra la tabla de promedios -precisa al menos 10 puntos de los 15 que quedan en juego para aspirar a mantener la categoría-. A esto se le sumó que la práctica de ayer se desarrolló en un clima de incertidumbre, por la indecisión, por esas horas, respecto de la llegada de un nuevo director técnico -finalmente, hacia las últimas horas de la tarde se confirmaba que Ricardo Caruso Lombardi había aceptado el desafío-. Pero el entrenamiento matutino fue dirigido, otra vez, por Floreal García.

De todos modos, los jugadores “santos” hicieron lo imposible porque todo eso no se cuele en el trabajo, y por focalizar su mente en el partido del sábado -a las 19.20 recibirá a Lanús, en la Ciudadela-. “Tratamos de abstraernos de esta situación. Sabemos que tenemos por delante otra final, que debemos ganar sí o sí, como sea. Ya estamos trabajando para el partido que será duro”, dijo Lucas Acevedo a LG Deportiva, tras la práctica.

Hasta ese momento nada se sabía respecto de la llegada de Caruso Lombardi. “Somos conscientes de la situación, por eso tenemos la cabeza en Lanús; es muy importante sumar de a tres. Mientras, esperamos”, añadió Acevedo, acaso el jugador más regular del “Santo” durante la temporada.

San Martín no gana en la Ciudadela desde el 4 de noviembre del año pasado -había vencido 2 a 0 a su homónimo de San Juan-; es decir, hace casi cuatro meses. El triunfo, entonces, se torna más necesario. “Ganar siempre te da otro ánimo. Y también sabemos que si lo hacemos empezamos a complicarlos a los otros, porque si ganamos dos partidos seguidos ya estamos ahí de salir. Estamos en una situación dura, pero mientras la matemática dé la fe está intacta, y seguiremos metiéndole”, prometió el defensor.

García, por el contrario, parecía no estar afectado por la falta de certezas de la mañana de ayer. “Nosotros sabemos dónde estamos parados. Cuando nos pidieron que nos hagamos cargo del primer equipo era solamente hasta que se concrete lo del técnico. Mientras tanto trabajamos para el club. Lo hicimos de la mejor manera y con la mejor predisposición, para que el técnico que llegue encuentre bien a los jugadores”, le explicó García a LG Deportiva. Y aunque destacó al próximo rival, se mostró confiado con lo que dejó ver el equipo ante el “Millonario”. “Viene un Lanús entonado. Ya había terminado bien el semestre anterior, y en las últimas fechas sumó muchos puntos. Pero San Martín mejoró la actitud y el juego. Y nada menos que ante River -que está atravesando un gran momento-, y en su cancha”, resaltó. Luego celebró la posibilidad de jugar nuevamente en la Ciudadela: “el equipo tiene un plus cuando juega de local porque cuenta con el apoyo de los hinchas. Si a eso se lo ayuda poniendo un poco de actitud y buen juego, se hará un poco más fácil”.

El entrenador interino explicó el origen de la foto que se sacó el domingo con Marcelo Gallardo, por la cual había sido blanco de algunos cuestionamientos. Según puntualizó García, el año pasado acompañó a su hijo a realizar una prueba en River. En ese momento, el “Muñeco” lo invitó a presenciar algunas de las prácticas del plantel superior. “Le agradecí ese gesto porque no lo tiene cualquier entrenador de sus pergaminos y en lo personal me ayudó a crecer desde lo profesional. Sentí la necesidad de recordarle lo que hizo como lo haría cualquier persona agradecida”, explicó.

Comentarios