Tres casos que reflejan las irregularidades en la Policía de Tucumán

Los uniformados de la provincia quedaron en la mira por diferentes denuncias.

19 Feb 2019
1

Una mujer apuntó contra un efectivo por el robo de autopartes en la comisaría de La Reducción.

1. Analizarán los celulares secuestrados

La fiscala Adriana Giannoni confirmó que los 12 celulares que encontraron en los calabozos de la ex Brigada de Investigaciones serán analizados por el Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (Ecif). Ordenó allanar el arresto el viernes pasado porque descubrió que el detenido por un crimen que está alojado allí presionaba a un testigo clave del homicidio a través de mensajes que le enviaba de un teléfono móvil que tenía en su poder. Por otra parte, anunció que envió una copia de las actuaciones a la fiscala Mariana Rivadeneira para que investigue el delito de incumplimiento de los deberes de funcionarios público que piensa que podrían haber cometido los responsables de cuidar a los reclusos. Una vez que se analicen los aparatos, se sabrá si hubo otros delitos.

2. Investigan el robo en un vehículo que estaba incautado

“Robo calificado” es el delito que se le imputó al policía que estaba de guardia cuando se produjo el robo de partes del motor de un utilitario que está secuestrado en la comisaría de La Reducción. El domingo, la propietaria de un Renault Kangoo se presentó en la dependencia porque un vecino le había comentado que un hombre estaba sustrayendo elementos de la camioneta. 

La víctima denunció el caso y se dio cuenta de que el policía de guardia llamaba a otra persona para contarle lo que estaba sucediendo y que le pedía que regresara con los objetos. El fiscal Diego López Ávila dijo que el teléfono del agente fue secuestrado y que será analizado para determinar si esa llamada existió y, sobre todo, para saber quién es la persona con la que supuestamente se comunicó.

“A todos los que cometan algún tipo de delito, trabajen donde trabajen y sean quienes sean, les vamos a caer con todo el peso de la ley”, señaló el gobernador Juan Manzur sobre los supuestos casos de corrupción policial. “Cuando se compruebe que han cometido un delito, que venden droga y trabajen en el Estado, los voy a correr a todos. Los voy a exonerar para que nunca más trabajen -en el Estado- y no sólo eso, sino que los vamos a poner a disposición de la Justicia para que les caiga todo el peso de la ley”, agregó el mandatario.

3. La Justicia no recibió un informe policial clave

López Ávila dijo que hasta ayer a la mañana la Justicia no recibió la causa de un robo en la que estarían involucrados dos policías. Una joven denunció que el viernes fue víctima de arrebato en la Esquina Norte. Dijo que dos policías que circulaban en moto, al observar lo que había sucedido, persiguieron a los delincuentes y los detuvieron en la esquina de España y Juan B. Justo y le dijeron que lo llevarían a la seccional 11. La víctima fue hasta allí, pero le dijeron que no tenían novedades del caso. Luego se fue a otras dependencias (la 5 y la 10) y tampoco habían sido trasladados allí. Se sospecha que los supuestos policías nunca informaron la aprehensión de los motochorros y que se quedaron con el botín de los delincuentes.

Comentarios