Dan una “probation” en un caso penal electoral

Kobak pagará una multa y hará tarea social.

19 Feb 2019

Ayer comenzó y terminó el juicio oral contra el dirigente del Partido Obrero, José Kobak, y otros coimputados en los supuestos delitos de robo y quema de urnas cometidos en las elecciones de 2015. El tribunal concedió a Kobak y a los demás acusados una probation (suspensión de juicio a prueba) entre otros motivos porque no tenían antecedentes de condenas. El fiscal Carlos Sale estuvo de acuerdo con la solución ofrecida. Intervino la Sala I de la Cámara Penal de esta capital integrada por Pedro Roldán Vázquez, María Elisa Molina y Eduardo Romero Lascano.

Junto con Kobak se sentaron los acusados Santiago Felipe Navarro, Ramón Alejandro Navarro, Walter Exequiel Paz, Hernán Marinucci y Franco Nicolás Rodríguez. Durante el juicio, que ya había sido postergado en dos ocasiones, el tribunal impuso a los imputados el cumplimiento de 40 horas de servicio comunitario y una multa de $ 5.000. Roldán Vázquez dijo que la probation debe ser cumplida en forma rigurosa.

Daniel Blanco, precandidato a gobernador por el Frente de Izquierda, declaró que Kobak no incineró las urnas. “Pepe (Kobak) no tenía nada que ver, ni estaba en la escuela. Él fue a la comisaría a ver qué había pasado porque a uno de los fiscales lo habían detenido. Allí la Policía le dijo que vaya a hablar a la escuela. Caminando a la escuela lo secuestraron sin permitirle contactarse con un abogado”, cuestionó Blanco ayer. Además, afirmó que las urnas que quedaron las salvaron los fiscales del Partido Obrero. “No teníamos aspiración de ganar, queríamos una elección democrática limpia”, acotó.

Comentarios