¿Qué pasa en Tucumán con los bookstagrammers?

30 Ene 2019
1

PIEL A PIEL . Los jóvenes aseguran identificarse con muchos libros.

“Gracias a las recomendaciones que veo en las redes descubro los nuevos lanzamientos de las editoriales, y gracias a las reseñas puedo decidir cuál va a ser mi próxima lectura”, comenta Noelia Argüelles (16 años), una fiel seguidora de la comunidad de influencers literarios. “Es buenísimo que muestren que los jóvenes seguimos leyendo; los adultos piensan que ya no existimos”, agrega.

Verónica Navas (27) es tucumana y creó su blog @allthethingsiam hace seis años. “Después de ver videos de booktubers, me quedé con ganas de hacer algo parecido. Comencé a seguir blogs y me di cuenta de que prefería ese formato y que podía mejorar mucho mi escritura”, dice.

Entre las desventajas que tienen los influencers tucumanos, según Navas, figura que les resulta difícil participar de los eventos de las editoriales o de las firmas de autores, que en su mayoría se hacen en Buenos Aires. Además, los números que maneja la comunidad BBBs son menores a los de los demás influencers: un bookstagrammer que tiene 10.000 seguidores es uno de los más conocidos. Los que hacen otro tipo de contenido miden los seguidores por millones.

Agustina Barrionuevo (19), bajo el nombre @inlibros, dice que su idea era crear una cuenta con chicas de varios países. Al final lo concretó con Laura Montero, de España. “Participar las dos en la cuenta hace mas fácil tener contenido más seguido. Nuestro mensaje es que la literatura es universal. Nos une con personas de otros países. Tenemos barreras de distancia y también idiomáticas, pero los sentimientos que un libro transmite son los mismos para todos”, subraya.

Mercedes Gaitán (23), mejor conocida como “Mechi de @mafiaofbooks”, es tucumana y vive en Buenos Aires. “Me di cuenta que está todo concentrado acá. En las provincias no se les da tanta importancia a los influencers literarios. En los grupos que tenemos por redes hay mucha gente a la que le encantaría que se realicen eventos literarios en su ciudad. Sin ir más lejos La Feria del Libro en Tucumán que no fue”, reflexiona.

Gaitán explica que las editoriales apuestan a ellos para su difusión, en muchos casos, envían mensualmente sus libros para que estos jóvenes puedan leerlos y hacer su reseña. Los requisitos son: tener un piso mínimo de seguidores - el número depende de la editorial-, hacer buenas reseñas y ser constantes.

Comentarios