Nicolás Maduro, tras la autoproclamación de Guaidó: "aquí no se rinde nadie"

Anunció que Venezuela rompió relaciones diplomáticas con Estados Unidos.

23 Ene 2019
1

NICOLÁS MADURO. El presidente venezolano renovó el cargo. REUTERS

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, habló esta tarde desde un balcón del palacio de Miraflores y se refirió a la autoproclamación de Juan Guaidó como mandatario interino.

"Sólo el pueblo pone y sólo el pueblo quita", advirtió, y aseguró que "aquí no se rinde nadie, aquí no se raja nadie".

Tras responsabilizar a Estados Unidos de intentar derrocarlo, anunció el rompimiento de las relaciones con ese país y les dio a los diplomáticos un plazo de 72 horas para abandonar Venezuela.

"Solo el pueblo pone al presidente, solo el pueblo lo quita. El pueblo venezolano le dice no al golpe de Estado y no a la intervención", sentenció el mandatario en un enardecido discurso junto a su familia y primera plana del gobierno.

La decisión de Maduro se conoció unas horas después de que su par de los Estados Unidos, Donald Trump, anunciara en la cuenta de Twitter de la Casa Blanca que reconocía al presidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) de Venezuela, Juan Guaidó, como presidente encargado de Venezuela.

"En su rol como la única rama legítima del gobierno debidamente electo por el pueblo venezolano, la Asamblea Nacional invocó la constitución del país para declarar ilegítimo a Nicolás Maduro y, por ende, la oficina de la Presidencia quedó vacante", argumentó el presidente Trump para justificar su reconocimiento a Guiadó en un comunicado difundido por la Casa Blanca a la prensa.

"Instamos a otros gobiernos occidentales a reconocer al presidente de la Asamblea Nacional Guaidó como el presidente interino de Venezuela y trabajaremos de manera constructiva con ellos para apoyar los esfuerzos para restaurar la legitimidad constitucional", agregó el mandatario.

Para concluir, la Casa Blanca advirtió al "régimen ilegítimo de Maduro", al que ya le impone una serie de sanciones económicas y políticas, que lo considerará "directamente responsable de cualquier amenaza que haga contra el pueblo venezolano".

Estados Unidos y más de media docena de gobiernos de la región tomaron esta decisión diplomática luego de que Guaidó, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, se autoproclamara "presidente encargado" del país frente a una multitud que salió a las calles de Caracas para protestar contra el gobierno de Maduro y pedir, nuevamente, su salida del poder.

comentarios