Duque acusa al ELN de un ataque terrorista

Miles de colombianos marcharon para repudiar el atentado Las tensiones entre el Gobierno colombiano y el Ejército de Liberación Nacional pueden ir en aumento

21 Ene 2019
1

PROTESTA. “Colombia si, terrorismo no”, gritaban los ciudadanos. REUTERS

BOGOTÁ.- Bajo el lema “Colombia unida en contra del terrorismo”, miles de personas marcharon ayer en las principales ciudades del país para rechazar la violencia, tres días después de que un ataque con un carro bomba, atribuido a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), dejara 21 muertos y 68 heridos.

El ataque contra la Escuela de Cadetes General Francisco de Paula Santander, el centro de formación de oficiales de la Policía Nacional, fue cometido con un carro cargado con 80 kilos de explosivos. Se lo considera el peor de su tipo en los últimos 15 años en Colombia.

El presidente de Colombia, Iván Duque, responsabilizando al ELN, solicitó a Cuba capturar 10 dirigentes del grupo rebelde para extraditarlos a Colombia. “Esto que ocurrió es un crimen de lesa humanidad, por lo tanto esperamos que el gobierno cubano entregue a esos delincuentes”, insistió. Pero Cuba negó la petición y anunció que respetará los Protocolos del Diálogo de Paz firmados entre el Gobierno de Colombia y el ELN.

Los mismos brindan garantías mínimas de seguridad a los líderes guerrilleros para regresar a zonas montañosas o selváticas de Colombia, poniéndolos a salvo de operaciones militares durante un determinado tiempo acordado previamente.

Cuba, durante meses, fue sede de las conversaciones de paz entre el gobierno del ex presidente Juan Manuel Santos y el ELN, por lo que varios negociadores del grupo permanecen en el país a la espera de reactivar los diálogos. Sin embargo, desde que Duque asumió el poder, advirtió que sólo dialogará cuando se liberen a las personas que mantienen secuestradas y suspenda los ataques contra la infraestructura económica y las Fuerzas Armadas, demandas que la guerrilla ha rechazado. Las posiciones distantes de las partes generan temores de un incremento de la violencia.

El ELN, fundado en 1964 e inspirado en a revolución cubana, tiene 2.000 combatientes. Es considerada una organización terrorista por EEUU y la Unión Europea. Tiene una cadena de mando difusa y disenso en sus filas, lo que según fuentes de seguridad y analistas dificulta lograr un acuerdo de paz. (Reuters)

Comentarios