Bonadio sumó dos detenidos y 82 operativos por los cuadernos

Campillo, el ex ministro de Néstor Kirchner, declaró como arrepentido pero quedó preso. Uno de los apresados, el ex secretario privado de Cristina, fue interrogado ayer. Hay unas 70 empresas bajo la lupa.

18 Ene 2019
1

SIN DESCASO. Pese a la feria, Bonadio no detiene el avance de la causa. archivo

Isidro Bounine, el detenido ex secretario privado de la ex presidenta Cristina Fernández, fue trasladado ayer a los tribunales federales de Retiro para prestar declaración indagatoria ante el juez Claudio Bonadio.

Bounine fue apresado en la tarde del miércoles a raíz de dichos del nuevo arrepentido del caso por “los cuadernos de la corrupción”, el ex ministro de Economía de Santa Cruz, Juan Manuel Campillo, a quien el juez le negó el pedido de excarcelación en la causa que investiga el supuesto otorgamiento de obras públicas durante el kirchnerismo. Es el primer acusado que no logra ser excarcelado por Bonadio en la causa de “los cuadernos”, inmediatamente después de acogerse al régimen de testigos e imputados colaboradores.

Al respecto, el juez cree que la libertad de Campillo puede “entorpecer la investigación”, aunque los fiscales se habían pronunciado a favor de la liberación del acusado.

En tanto, el ex secretario de Cristina pasó la primera noche preso en la división Drogas Peligrosas de la Policía Federal y ayer fue trasladado a Comodoro Py, para declarar ante Bonadio.

Bounine ya fue investigado por enriquecimiento ilícito y sobreseído años atrás por Bonadio; ahora se le imputa haber sido supuesto miembro de una asociación ilícita y cohecho a raíz de la investigación abierta por los cuadernos de Oscar Centeno.

Bounine fue mencionado en su declaración como imputado colaborador por Campillo en relación al circuito de lavado de dinero por unos U$S 70 millones que habría puesto en marcha el fallecido ex secretario de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz.

Procedimientos

El juez Bonadio ordenó además ayer a la tarde, una serie de procedimientos vinculados a una causa anexa a la investigación de “los cuadernos”. En total, se realizaron unos 82 operativos en reparticiones públicas y empresas, que consisten en órdenes de presentación con el objetivo de buscar información de obras públicas que se realizaron entre 2003 y 2015.

Se trata de un expediente que puso la lupa sobre más de 70 empresas que hicieron negocios con la obra pública durante los años 2003 y 2015, mientras gobernaba el kirchnerismo. En los operativos, las fuerzas de seguridad pidieron información administrativa, actas societarias y otras informaciones relacionadas con la causa.

En noviembre pasado, Bonadio le había pedido a la Inspección General de Justicia (IGJ) que le brindara los nombres de las autoridades de unas 71 empresas que participaron en las distintas licitaciones de obra pública entre los años 2003 y 2015.

Además, el juez le había solicitado a la IGJ que le informara si alguna de esas compañías integraron Uniones Transitorias de Empresas (UTE) para participar de las licitaciones estatales. (Télam/Infobae)

Comentarios