Están en juego 130 bancas de Diputados y 24 de Senadores

Algunos referentes de las fuerzas mayoritarias ya anticiparon que no competirán. En la Cámara Alta, Cambiemos y el justicialismo no kirchnerista arriesgarán una docena de lugares.

13 Ene 2019
1

CONGRESO. El oficialismo pone en juego 46 bancas de diputados. archivo

La Cámara de Diputados renovará en los comicios nacionales de octubre 130 bancas, donde pondrá en juego los lugares de los principales legisladores tanto del oficialismo como de la oposición, muchos de los cuáles ya anticiparon que no volverán al recinto después de concluir su mandato el 10 de diciembre.

Se trata de los diputados que fueron elegidos en los comicios de 2015, que llevaron a la presidencia a Mauricio Macri, y que concluyen su mandato este año.

Tanto el oficialismo como la oposición podrán en juego en estas elecciones las bancas de la mayoría de sus principales espadas como, por ejemplo, las del presidente de Diputados, Emilio Monzó; del jefe del interbloque de Cambiemos, el radical Mario Negri, y de la massista Graciela Camaño, quienes ya anticiparon su decisión de no competir en estas elecciones.

En los próximos comicios nacionales el oficialismo pone en juego 46 bancas (27, del PRO; 16, de la UCR; 2, de la Coalición Cívica, y 1 de Salta Somos Todos), mientras que el FPV-PJ arriesga 39 escaños; Argentina Federal, 16, y el massismo 12 lugares, que corresponden a los legisladores que concluyen su mandato este año. Además del territorio bonaerense, la ciudad de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba son los distritos con mayor cantidad de escaños que se renovarán este año.

En la provincia de Buenos Aires, el distrito con más habitantes del país y mayor representación parlamentaria, 35 diputados nacionales finalizan su mandato, de los cuáles 12 legisladores son del FPV-PJ; 9, del PRO; 6, de FUNA; 3, de la UCR; 2, de Red por Argentina; 1, Justicialista; 1, del Movimiento Evita, y 1 del Frente de Izquierda.

En tanto, la Cámara de Senadores debe renovar 24 bancas en las elecciones legislativas de este año, correspondientes a ocho provincias, y serán el justicialismo no kirchnerista y Cambiemos quienes arriesgarán la mitad de esos lugares. El turno de recambio les toca, en estos comicios, a las provincias de Chaco, Tierra del Fuego, Neuquén, Salta, Río Negro, Entre Ríos y Santiago del Estero, y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Aunque es muy temprano aún para conocer candidaturas, senadores como Miguel Angel Pichetto, el jefe de la bancada del justicialismo; Federico Pinedo, actual presidente provisional del Senado, y el cineasta Fernando Solanas terminan su mandato este año. El Bloque Justicialista pondrá en juego siete bancas, que hoy ocupan Pichetto, por Río Negro; el chaqueño Eduardo Aguilar, los fueguinos Julio César Catalán Magni y José Ojeda, el salteño Rodolfo Urtubey y los entrerrianos Sigrid Kunath y Pedro Guastavino. Cambiemos, en tanto, arriesgará las bancas del jefe del bloque radical, el chaqueño Angel Rozas; de la fueguina Miriam Boyadjian, del entrerriano Alfredo De Angeli, y de los porteños Marta Varela y Pinedo, quienes ingresaron al Senado en reemplazo del actual vicejefe del gobierno porteño, Diego Santilli; y de la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti. (Télam)

Comentarios