Descubrí cinco curiosidades sobre tus comidas tucumanas favoritas

Seguro desconocías estos datos sobre la gastronomía local.

09 Ene 2019

Tucumán es reconocida a nivel mundial no solo por sus paisajes sino también por su gastronomía. Conocé las curiosidades sobre estas cinco comidas tucumanas que seguro no sabías:

Achilata

La achilata ¿o el achilata? es la opción más rica para pasar el verano. Pero ¿de dónde proviene su nombre? Durante la oleada inmigratoria de fines del siglo XIX los inmigrantes italianos invadían las calles de Argentina y los vendedores ambulantes ofrecían su helado al grito de: “¡hay gelato!”, una deformación del italiano c'è il gelato. Con el tiempo la pronunciación tucumana adaptó el término a “achilata”.

Por entonces era producido artesanalmente en todas las provincias argentinas; en Buenos Aires se aprovechaba el hielo de granizo para preparar estos "sorbetes". Hoy, cada fabricante tiene su fórmula compuesta por agua, azúcar, colorantes, esencias y hielo, pero el concepto de achilata es el mismo: la opción más rica y refrescante para hacerle frente al calor tucumano.

Panchuque

El panchuque es la opción preferida para los tucumanos a la hora de recorrer el centro y comer algo rico y barato. Pancho electronico, como lo conocen en Buenos Aires, es una salchicha envuelta con una masa de panqueque.

En el centro tucumano se vende un promedio de 300 panchuques por negocio, lo que significa que por día se gastan alrededor de 90.000 pesos en esta comida.

Tortilla

Catalogado como uno de los alimentos más engordantes, en Tucumán podés encontrar tortillas finitas, gruesas y bollos. Lo curioso es que la tortilla en sus comienzos se cocinaba sobre tierra caliente. Hoy las hacen al horno, al rescoldo o a la parrilla. Este tipo de producto es típico de nuestra provincia y es difícil de encontrar en otros lugares del país. Sus “primos cercanos” los bizcochos no se parecen en su sabor o elaboración.

Sánguche de Milanesa

El sánguche de milanesa tucumano fue reconocido como el mejor del país y es por eso que cada 18 de marzo en nuestra provincia se realiza la Fiesta de la Milanga, avalada por el Ente de Cultura en homenaje a Chacho, en el aniversario de la muerte de este emblemático maestro sanguchero.

Este año también se realizó en Tucumán el sanguche de milanesa sin T.A.C.C. más grande del mundo con un largo de 15 metros.

Empanada

La empanada tucumana es el ícono de nuestra gastronomía. La tradicional cuenta con 13 o 15 repulgues para que todas tengan el mismo tamaño, hecha con matambre y cortada a cuchillo, con un jugo que obliga a comerlas de “piernas abiertas” y, por supuesto para los tucumanos, sin papa, ni pasas de uva.

La que más se consume es la de carne, seguida por la de pollo, cocinadas en un horno de barro a leña que le da un sabor ahumado que no se consigue de otra manera. Muchos visitantes de otras provincias piden que se las den precocidas y freezadas para llevarlas a casa y sentirse un poco más cerca de Tucumán.

Comentarios