Macri: “termina la historia de las obras de la corrupción”

El Presidente, que habilitó un gasoducto en Bariloche de jean y zapatillas, volvió a cuestionar la gestión kirchnerista.

04 Ene 2019
1

IUNA DISTENDIDA INAUGURACIÓN. Macri estuvo acompañado ayer por el gobernador de Río Negro, Weretilneck. TÉLAM

El presidente, Mauricio Macri, afirmó ayer en Bariloche que se está “terminando con esta historia espantosa que hemos vivido, que las obras estaban ligadas a la corrupción masiva” al inaugurar una nueva etapa del gasoducto cordillerano, que beneficiará a 22.000 usuarios repartidos en 25 localidades de toda la Patagonia.

El acto se realizó en el predio de la empresa Camuzzi Gas del Sur, a unos 2 km del centro de Bariloche, y estuvieron presentes el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, y el intendente local, Gustavo Gennuso, junto a legisladores y funcionarios provinciales.

En su discurso, el Presidente recordó que la ampliación de la red de gas era un proyecto que se remontaba a 8 años atrás. “Había una obra prometida como dijo el gobernador, que es el gasoducto cordillerano patagónico, que se había prometido en 2013 su ampliación y en 2015 la ampliación de la ampliación, y cuando llegamos al gobierno no había un solo metro de caño construido”, recapituló.

En esa línea, Macri consideró que su gestión está “terminando con esta historia espantosa que vivimos, que las obras estaban ligadas a la corrupción masiva”.

Vestido con jeans, zapatillas, saco y camisa, el Presidente alentó el desarrollo de obras en toda la Patagonia. “Esto pasó de ser una muestra más de la resignación y el abandono, a un símbolo de la esperanza de una Argentina que empieza a levantarse”, resaltó.

Y agregó: “hoy hay miles de familias que han salido de la incertidumbre, que han podido pasar de una garrafa costosa, peligrosa, que siempre genera incomodidades, a la conexión al gas, algo tan importante para la vida diaria”.

Macri recordó que con la ampliación del gasoducto dejarán de emplear garrafa los vecinos de 25 localidades patagónicas, entre ellas las rionegrinas Bariloche, Dina Huapi y El Bolsón, la neuquina Junín de los Andes y las chubutenses Lago Puelo, Esquel y El Maitén.

La totalidad de la obra comprende 13 cañerías de refuerzo de 150 km de longitud, una planta compresora en Río Senguer y un nuevo equipo compresor en Gobernador Costa, ambas localidades de Chubut.

“Esto genera empleo, trabajo y oportunidades de progreso para todos. Es el camino para derrotar la pobreza, que es nuestro principal objetivo”, remarcó el Presidente.

En otro tramo de su discurso señaló que “la Argentina es un país que quiere crecer, necesita de la energía, y con Vaca Muerta la vamos a tener”, en referencia al yacimiento no convencional de la cuenca neuquina.

“Un país que quiere crecer en forma sólida, con potencia, necesita energía. Vaca Muerta nos va a dar la energía que vamos a exportar a Chile pero también al mundo entero. Sin olvidarse de las energías renovables. Son muchas las cosas que tenemos por construir”, subrayó.

Energía no contaminante

Macri resaltó que la Argentina trabaja en distintas alternativas para la generación de energías “no contaminantes”, como la eólica, solar, de biomasa y el biogás, y apuntó que todas son fuente de desarrollo y empleo.

“Creo que son muchas las cosas que tenemos por construir y que podemos hacer si cada vez nos conectamos más, porque el secreto también pasa por una Argentina verdaderamente federal, donde las cosas ocurran en cada rincón del país, en cada economía regional”, señaló.

La ceremonia concluyó con el encendido por parte de los operarios de la empresa de una antorcha, que lanzó al aire una enorme llamarada.

Media hora antes del acto, el primer mandatario y el gobernador Weretilneck mantuvieron una reunión donde Macri prometió su apoyo para conseguir un crédito de U$S 500 millones en organismos internacionales, según reveló el gobernador.

Este dinero será invertido en irrigar 80.000 hectáreas dedicadas a la producción de granos, cerca de la localidad de Conesa.

Weretilneck reemplazó en 2012 al ex gobernador asesinado por su esposa, Carlos Soria, y luego fue electo en 2015 con una nueva fórmula, por eso asegura que se encuentra terminando su primer mandato y no el segundo.

La Constitución de Río Negro prohibe terceras administraciones consecutivas y el PJ rionegrino adelantó que impugnará su candidatura, sin embargo, la decisión quedará en manos de la Justicia Electoral. (Télam)

Comentarios