Rocca y Abal Medina, sin prisión preventiva

El fiscal Moldes dijo que no hay justificación para una detención.

27 Dic 2018
1

MOLDES. No consideró necesario privar de la libertad a Abal Medina. la gaceta / archivo

El fiscal ante la Cámara Federal porteña Germán Moldes desistió de pedir la prisión preventiva para el CEO de Tenaris, Paolo Rocca y para el ex jefe de Gabinete kirchnerista Juan Manuel Abal Medina, igual que la de otros involucrados en la causa por los cuadernos de la corrupción.

En un dictamen entregado a la sala I de la Cámara Federal que debe revisar los procesamientos, el fiscal ante esa instancia desistió de pedir las detenciones de los empresarios Rocca, Alberto Padoan, Rubén Aranda y de los ex funcionarios Abal Medina y Hugo Larraburu (que se desempeñaba bajo la órbita de Abal Medina), según el texto al que accedió Télam.

“Entiendo que no hay riesgos procesales que conminar con una detención preventiva”, sostuvo Moldes al no respaldar el pedido de prisión preventiva hecho por los fiscales del caso Carlos Stornelli y Carlos Rívolo.

“Los antecedentes de su participación y sujeción al proceso no permiten inferir que en el futuro no se someterán a las obligaciones del mismo o a las impuestas por el juez de la causa”, sostuvo en el dictamen.

“Creo que nada impone la necesidad de que los cinco mencionados pasen el proceso privados de su libertad”, concluyó.

En ese mismo texto sí respaldó la apelación de los fiscales que pidieron a la Cámara confirmar el procesamiento de los cinco acusados como miembros de asociación ilícita y agravar el delito de dádiva a cohecho.

El Tribunal de Apelaciones realizó el viernes la audiencia para recibir los argumentos de las defensas de los procesados en esta parte de la causa y de la fiscalía. Se resolvería después de la feria judicial de enero.

Otra vez López

El ex secretario de Obras Públicas del kirchnerismo, José López, fue trasladado ayer a los tribunales federales de Retiro para ampliar su declaración indagatoria en la causa por los cuadernos de la corrupción.

López está bajo el programa de protección a testigos e imputados luego de haber declarado como arrepentido en el caso y por ello arribó con fuerte custodia desde el penal donde cumple su detención en territorio bonaerense. Ingresó a Comodoro Py 2002 protegido con un casco que le cubría todo el rostro y rodeado de custodios.

El juez federal Claudio Bonadio lo citó para notificarlo de nuevos delitos que se le imputan vinculados al presunto pago de sobornos a funcionarios del kirchnerismo por parte de empresas vinculadas a concesiones viales. López está detenido en otra causa penal, la de enriquecimiento ilícito, por la cual es sometido a juicio oral por el episodio en el que fue sorprendido ocultando casi nueve millones de dólares en un monasterio de General Rodríguez.

En la causa cuadernos, en cambio, está excarcelado por haberse acogido a la ley de arrepentido. (Télam)

Comentarios