Amor a la camiseta

De un tiempo a esta parte, el fútbol se transformó en un gran negocio; por eso no es tan común toparse con jugadores que ponen en primer lugar el corazón antes que el “bolsillo”. Un repaso de futbolistas que fueron fieles a sus colores y defendieron toda su vida una sola casaca.

CORAZÓN “CULÉ”. Messi se crió en las inferiores de Barcelona y lleva 15 temporadas jugando en ese club. CORAZÓN “CULÉ”. Messi se crió en las inferiores de Barcelona y lleva 15 temporadas jugando en ese club.

En un fútbol tan globalizado, en el que el mercado poco a poco comienza a torcerle el brazo al deporte en su estado puro y los jugadores corren detrás de la pelota con la mente puesta en asegurar su futuro, no es nada fácil encontrar jugadores que prioricen el amor a una camiseta por sobre todas las cosas. El cariño por sobre un equipo de fútbol es algo que ningún amante por el deporte más popular del mundo puede dejar de lado. Se trata de un amor puro, genuino, que no ofrece posibilidad de traición. “Le he puesto los ‘cuernos’ a mis novias con otras chicas, pero nunca se los podría poner a la Roma con otro equipo”. La frase de Francesco Totti, símbolo del equipo italiano, en medio de rumores sobre que podía dejar el club, deja en claro que en el fondo había algo mucho más fuerte que millones y millones de dólares.

	UNO DE LOS MÁS GRANDES. Antonio Rattín es considerado uno de los grandes ídolos de la historia de Boca. UNO DE LOS MÁS GRANDES. Antonio Rattín es considerado uno de los grandes ídolos de la historia de Boca.

El crack italiano no fue el único que utilizó una sola camiseta a lo largo de su carrera. Franco Baresi, Paolo Maldini, Carles Puyol o el galés Ryan Giggs integran una lista que en la Argentina adoptaría a Ricardo Bochini, Reinaldo Merlo o Antonio Rattín. Y que en nuestra provincia lucirían Hugo Ginel y los hermanos Segundo y Héctor Corvalán.

A medida que pasa el tiempo, esos casos parecen más extraños. La aparición de ligas exóticas, donde los jugosos contratos son el anzuelo ideal para futbolistas que se niegan a dejar sus clubes favoritos, pone en jaque el amor por los colores. “Cuando esté moribundo, a punto de partir de este mundo, quiero que me lleven a Anfield. Yo ahí nací y ahí quiero morir”, lanzó el inglés Steven Gerrard, símbolo de Liverpool, que se quedó sin ingresar en la galería de los grandes que no traicionaron sus colores, por decidir jugar dos temporadas para Los Ángeles Galaxy de la MLS de los Estados Unidos.

GANADOR NATO. “Mostaza” Merlo jugó 16 temporadas en River y logró conquistar siete títulos. GANADOR NATO. “Mostaza” Merlo jugó 16 temporadas en River y logró conquistar siete títulos.

Sin embargo, a pesar que el dinero intente romper la magia, el amor por los colores es fuerte y siempre hay alguien dispuesto a ponerlo por sobre todas las cosas.

SIEMPRE AL LADO DE SU AMOR. Bochini deslumbró, durante toda su carrera, a los hinchas de Independiente. SIEMPRE AL LADO DE SU AMOR. Bochini deslumbró, durante toda su carrera, a los hinchas de Independiente.
TODA UNA VIDA. Rogerio Ceni atajó 26 temporadas en San Pablo; además convirtió 130 goles. TODA UNA VIDA. Rogerio Ceni atajó 26 temporadas en San Pablo; además convirtió 130 goles.
Comentarios