El texto del esposo de Donda sobre su hija: "la pasábamos tan bien los dos en la bañera llena"

"Incesto sentido" fue publicado en su libro "Pensamientos incómodos", en el 2011.

18 Dic 2018
1

"Acaricio y beso a Lina todo lo que puedo, todo el tiempo que me es posible. Disfruto mucho de su piel suave y fresca, de sus brazos levemente velludos, de sus piernas aún sin depilar y con pelitos tiernos, de su carita de mejillas redondas y naricita pompón como la mía", dice uno de los primeros párrafos de "Incesto Sentido", el texto que fue publicado en 2011 por Pablo Marchetti -el esposo de Victoria Donda- en su libro "Pensamientos incómodos". 

El escrito comenzó a viralizarse en las redes sociales y provocó incomodidad e indignación a cientos de usuarios que lo catalogaron como pedófilo y abusivo. 

Sin embargo, ni Marchetti, ni Donda, ni la hija (que hoy tiene 16 años) dijeron algo al respecto como respuesta. 

“Lina, no te podés bañar más con papito”. Me acuerdo cuánto me dolió tener que decirle eso a mi hija. Lina tenía cinco años y no me gustó nada tener que hacerle esa propuesta. ¡Si la pasábamos tan bien los dos en la bañera llena! Pero bueno, qué se le iba a hacer, ya estaba, no daba para más. Recuerdo que se lo comenté a un par de amigas y me dijeron que era una bestia, que no podía seguir metiéndome en la bañera con mi hija, los dos en bolas, cuerpos desnudos y mojados rozándose, que era una barbaridad. Con mi mujer fue distinto: a ella le parecía que la cosa no estaba del todo bien, pero sabía entender el placer que encontraba yo en aquel contacto. Lo peor de todo fue la opinión de Lina, que se opuso a mi propuesta. “¿Por qué?”, me preguntó con una carita que me hizo morir de amor, y no supe que decirle. ¿Qué le iba a decir? ¿”Porque ya estás grande para que nos metamos los dos en la bañera, en pelotas”? ¿”Porque no podemos exponernos al roce entre mi pito y tu cuerpo”? No respondí o no me acuerdo bien qué respondí, que para el caso es lo mismo.", dice el contenido del subtítulo "Limpieza ética".

Los comentarios en las redes rondaron en torno a la diputada Donda, ya que había votado en contra del registro de violadores.

"Lina no va a leer esto. Al menos no por ahora. Tal vez, más adelante, cuando sea grande, no sólo pueda leerlo sino también tener una comprensión más profunda de todo este asunto, de todo este deseo incómodo, de esta explosión hormonal que siento por ella cada vez que rozo su piel.

Sólo espero que para entonces, para el momento en que Lina lea esto, ella sea madre de un nene hermoso. Me la imagino con una sonrisa, jugando con el pito de su nene de tres años, manoseándolo. Sí, claro, es un pensamiento ideal, bucólico. Un deseo. Otro más. Con una diferencia: este es un sentimiento que me deja muy cómodo, con el placer del deber cumplido. Un sentimiento que despeja definitivamente todo vestigio de pensamiento incómodo", cierra el texto. 

El escrito sigue publicado completo en su blog

En Esta Nota

Victoria Donda
Comentarios