Las pantallas y la falta de sol: los principales motivos por los que los niños usan lentes - LA GACETA Tucumán

Las pantallas y la falta de sol: los principales motivos por los que los niños usan lentes

Cada vez son más los menores de edad que necesitan utilizar anteojos para poder ver. Especialistas afirman que se trata de una pandemia.

10 Dic 2018 Por Camila Carceller

Las pantallas de celulares, de computadoras, la televisión, pasar muchas horas leyendo, las luces de las avenidas, las lámparas led de las oficinas y todo objeto que irradie luz ultravioleta afecta negativamente la visión de las personas. Además, últimamente se descubrió que la falta de luz solar, también. Esto hizo que a los consultorios oftalmológicos lleguen pacientes cada vez más chiquitos. 

“Está demostrado estadísticamente que hay aumento en ametropía (vicios de refracción). Está aumentando la fase de prevalencia de miopía, sobre todo en niños de la sociedad occidental”, explicó el médico oftalmólogo, Guillermo Manzur.

Por su parte, la directora del hospital de Niños, Cristina Alabarce, agregó: "hay un notable incremento de la miopía en los más chiquitos y tiene que ver con el uso, durante muchas horas, de los dispositivos tecnológicos".

Si bien en un principio las causas solamente estaban vinculadas al uso excesivo de las pantallas, según Manzur, se descubrió que las condiciones ambientales también afectan la visión de los niños. “La causa es multifactorial: genética y ambiental. La falta de exposición a la luz solar está implicada en las causas. El sol hace que el cuerpo segregue más dopamina y eso actúa como inhibidor del crecimiento del largo del ojo”, dijo.

“En países donde los niños tienen más actividades intramuros, como los asiáticos, nueve de cada 10 chicos usan lentes”, agregó el oftalmólogo.

La directora del hospital de Niños destacó que la actitud de los padres es esencial para evitar este tipo de afecciones: "el problema con las pantallas es que son el principal recurso de los padres para tranquilizar a sus hijos. Es importante concientizar sobre esto y desalentar el uso de los dispositivos tecnológicos, en los más chiquitos".

Empleados de distintas ópticas del centro tucumano, coincidieron con lo estimado por los médicos al afirmar que reciben niños cada vez más chiquitos. “Hace 10 años no se veían tantos chiquitos. Ahora son menos los que no necesitan, que los que sí. Algunos tienen sólo meses de vida”, expresó Noelia Ruiz, trabajadora de un local de venta de anteojos, en la calle Maipú 552.

ANTEOJOS DE NIÑOS. Cada vez más requeridos. LA GACETA/ CAMILA CARCELLER

El pico de consultas de este tipo se da entre diciembre y marzo, cuando las instituciones educativas les piden a los padres completar las fichas médicas. “Con el uso de la tecnología es increíble la cantidad de nenes que recibimos. La mayoría se da cuenta cuando llena la ficha médica de la escuela”, aseguró Claudia Martínez, empleada de una óptica ubicada en la calle San Martín 679. Y agregó: “el caso de los adolescentes o estudiantes universitarios es distinto, ellos suelen darse cuenta por el uso de la computadora o porque no llegan a distinguir bien lo que dice en la pizarra”.

"Es importante que los estudios de las fichas médicas se hagan en lugares buenos para acompañar los trabajos de prevención", afirmó Alabarce. Además aconsejó a los padres no darle dispositivos tecnológicos a sus hijos y estimular su motricidad.

“Se habla de una pandemia de miopía. En Latinoamérica la prevalencia en niños es de entre 35% o 55% de acuerdo al país”, comentó el doctor Manzur.

Cómo darse cuenta que tu hijo tiene problemas de visión

Los síntomas que suelen presentar los niños son:

-Ojos rojos

-Dolor peri ocular, o sea en la zona frontal de la cabeza

-Blefaritis (una especie de escamas en las pestañas)

-Presencia de orzuelos repetidas veces

Tiempos recomendables para el uso de dispositivos electrónicos

“Hay una regla que se llama: 20, 20, 20. Se trata de que cada 20 minutos de usar pantallas, hay que mirar durante 20 segundos un objeto que esté ubicado a 20 pies (unos seis metros). La idea es descansar el enfoque de cerca”, explicó el oftalmólogo.

ANTEOJOS DE LEER. Los tratamientos se pueden hacer en cualquier modelo, inclusive en el de niños. LA GACETA/ CAMILA CARCELLER

Los diferentes vidrios y tratamientos

Ante esta problemática se desarrollaron distintos materiales para que el daño de las pantallas al ojo sea el menor posible.

“Hay diferentes tratamientos: blanco, antirreflejo, fotocromático o blue light”, dijo Noelia Ruiz.

“El mejor es el Blue Light Cat, un material que filtra la luz ultravioleta e impide que llegue al ojo en un 80%. Todos los que usamos lentes deberíamos tenerlo, pero es ideal para las personas que pasan mucho tiempo frente a una pantalla”, añadió Claudia Martínez.   

El uso de lentes descartables

Una práctica común en los tucumanos es el uso de lentes descartables. Ese par que se compra en la calle y que tiene cierta cantidad de aumento. Entendiendo que accesorio que venden los ambulantes tiene el mismo nivel de graduación en los dos vidrios, el doctor Manzur afirma que es raro que este tipo de anteojos sirva ya que quienes poseen problemas en la vista no suelen tener una graduación pareja.  

 “Son anteojos descartables y, como lo dice la palabra, está hecho de material que no le sirvió a la fábrica, que está fallado. Tiene aberraciones y no posee centros. Es preferible que no usen a que se compren unos anteojos de la calle”, cerró Martínez.

Comentarios