El alfarismo se despega de un posible acuerdo con Manzur y lo compara con Alperovich

El funcionario municipal negó que pueda producirse un acercamiento político entre el alfarismo y el oficialismo provincial. "Alperomanzurismo"

04 Dic 2018

Rápida fue la reacción del alfarismo para desmentir cualquier acercamiento con el oficialismo provincial. Esta mañana, el peronista Antonio Guerrero había considerado factible una tregua entre ambos sectores del justicialismo. Sin embargo, el secretario de Gobierno municipal, Walter Berarducci, lo desechó de manera rotunda. 

"El Partido por la Justicia Social (PJS) que preside el Intendente (Germán) Alfaro tiene un proyecto político propio para la ciudad y la provincia que está muy alejado del modelo feudal, clientelar y de Impunidad que construyo José Alperovich y que continúa Juan Manzur", expresó.

El dirigente del PJS insistió con sus críticas hacia el Gobierno provincial. "Es trasnochado pensar que nos uniremos a un modelo que diluye y viola sistemáticamente la división de poderes y el Estado de Derecho, que manipula las instituciones sumergiendo a todos los tucumanos a una inseguridad intolerable, que se lleva puestas las autonomias municipales y que convirtió al presupuesto provincial en una caja de recaudación y disciplinamiento político", amplió.

Desde la Legislatura

El legislador Alfredo Toscano, ligado al alfarismo, también tomó distancia de los dichos de Guerrero. "Respetamos el anhelo que expresa, pero no deja de ser eso, un deseo personal", aclaró.
"Los peronistas que formamos parte del PJS nos fuimos del PJ porque precisamente no avalamos la manera que tuvieron los Alperovich de conducir el partido junto con el actual gobernador Manzur", reforzó. "El PJS tiene una raíz fundacional opositora a los 12 años del ‘alperomanzurismo’, que más allá de las actuales diferencias políticas que se pueden vislumbrar entre ellos, son dos caras de una misma moneda. No nos confundamos, Alperovich y Manzur son la misma cosa. Y son los únicos responsables de llevar a Tucumán al actual nivel de descomposición social, anomia y delincuencia", completó. 

Alfredo Toscano ARCHIVO / LA GACETA

Comentarios