La derrota que más duele

Zielinski explicó el 3 a 2 por errores de pelota parada.

02 Dic 2018 Por Matías Auad
1

EQUILIBRADO. El “Ruso” dijo que el clásico tucumano fue parejo y que se definió por desconcentraciones en pelotas clave. la gaceta / foto de hector peralta

El “Ruso” Zielinski dirigió 64 partidos a Atlético desde que llegó a Tucumán en junio del año pasado. De ese total perdió 16, y el de ayer frente a San Martín fue el más duro, según afirmó el técnico durante la conferencia de prensa: “Seguramente sí (es la derrota más dura como DT del “Decano”), porque es el partido que la gente espera, y lamentablemente no le pudimos dar una alegría, y bueno, pediremos disculpas”.

Es que Atlético jugó de local, ante el clásico rival, y al comenzar el segundo tiempo se encontraba ganando 2 a 0 cómodamente, con viento a favor. Además, con la derrota por 3 a 2 perdió la oportunidad de superar al puntero de la Superliga, Racing.

El entrenador “decano” explicó la remontada “santa” señalando a los errores que cometió su equipo durante las pelotas paradas. Dos de los tres goles de San Martín se dieron a partir de ese tipo de jugadas. “Cuando convertimos el segundo nos hacen un gol con poco, con un tiro libre. Nos descuidamos de pelota parada”, dijo.

El DT del “Decano” opinó que el encuentro fue parejo y que los equipos no se sacaron ventaja. “Es simple: fallamos en la pelota parada -insistió-. El segundo tiempo fue todo pelotazo y pelotas paradas. No hemos estado atentos a esos detalles que a veces hacen que un partido se vaya para un lado o para otro, pero no hay excusas”, analizó el “Ruso”.

Al ser consultado sobre la efectividad de los cambios que realizó durante el segundo tiempo (Javier Toledo por Mauro Matos, Favio Álvarez por David Barbona y Leandro Díaz por Juan Mercier) el técnico sostuvo que es relativo, porque “a veces salen bien y a veces salen mal”.

El de ayer fue el último partido de 2018 para el “Decano”. Quizás haya sido el mejor año de la historia del club, por haber llegado a los cuartos de final de la Copa Libertadores y por haber quedado a un paso de asegurarse un año más en la Superliga, entre otros logros. El técnico ponderó la cantidad de partidos jugados y negó que el cansancio haya influido en el resultado. “Hay que resaltar haber hecho todo un año, jugar 60 partidos y bueno, llegar con lo justo a este final. Me quedo con eso y con la bronca porque el rival hizo muy poco para ganarlo, pero bueno, el fútbol es así”, afirmó.

Por último, Zielinski dijo que no tenía dudas de que el clásico tucumano se iba a desarrollar con normalidad. “Acá la gente se comporta como la gente. Habrá que aplaudir a los hinchas de Atlético que se han comportado muy bien a pesar del resultado”, destacó.

Comentarios