Una ciudad brasileña busca retener a su médico cubano

La comunidad no quiere que Colazo Cruz se vaya al terminar el programa “Más Médicos”, con el que Cuba ayuda a Brasil. El alcalde de Chapada le ofreció el puesto de secretario de Salud para que no se vaya.

19 Nov 2018
1

CRÍTICAS. Bolsonaro considera que los profesionales caribeños trabajan en condiciones de esclavitud. reuters

CHAPADA, Brasil.- Una pequeña ciudad del sur de Brasil ofreció a un médico cubano el puesto de secretario local de Salud para evitar su salida del país, después de que la isla caribeña anunciara el fin de su cooperación en el programa “Más Médicos” en el gigante sudamericano.

Según el diario “Folha de Sao Paulo”, el alcalde de la ciudad sureña de Chapada, Carlos Alzenir Catto, ofreció el cargo a Richel Colazo Cruz, de 36 años, el único médico cubano que ejercía en el municipio de 9.597 habitantes.

“Nos gustaría que él continúe aquí, fue muy aceptado por la comunidad. Es un gran médico y muy comprometido”, manifestó Catto, quien todavía no recibió la respuesta de Cruz a su propuesta.

El alcalde, además, presentó un proyecto en la Cámara de Legisladores local para cambiar la ley del municipio, que permite sólo a brasileños dirigir las secretarías en la ciudad.

Colazo Cruz llegó a Chapada en 2014, fue muy bien recibido por la comunidad local y dos años después se casó con una residente de la ciudad, publicó “Folha”.

En total, 8.332 médicos cubanos que se encuentran trabajando en Brasil tendrán que dejar el país, después del anuncio del gobierno de Cuba acerca de que finalizará su participación en el programa “Más Médicos”. Algunos ya emprendieron su regreso a la isla del Caribe en los últimos días.

El gobierno socialista de La Habana justificó la medida apuntando a “referencias despectivas y amenazantes” por parte del presidente electo, Jair Bolsonaro, y alegando que el próximo mandatario brasileño quiere cambiar las condiciones del programa y contratar directamente a los médicos, medida que privaría a Cuba de una importante fuente de ingresos y convertiría a los profesionales en empleados del Estado conducido por el ultraderechista Bolsonaro.

Tras el anuncio de Cuba, el Ministerio de Salud aseguró que “adoptará todas las medidas” para reemplazar a los médicos cubanos por otros brasileños “de forma inmediata”.

“Más Médicos” fue creado en octubre de 2013, durante la presidencia de Dilma Rousseff, para llevar atención médica sobre todo a áreas rurales, inhóspitas y desfavorecidas en el gigante sudamericano.

El programa fue cuestionado desde el comienzo por quienes consideran que la ayuda viene de parte de “una dictadura”, aunque el gobierno conservador de Michel Temer, que asumió tras la destitución de Rousseff en 2016, mantuvo su existencia.

Desde su creación, “Más Médicos” garantizó asistencia sanitaria a unas 63 millones de personas, según cifras del Gobierno de Brasil. (DPA)

Comentarios