Ortega y Bestani terminaron en zona de puntos

Algo es algo.

12 Nov 2018
1

EN CARRERA. Maximiliano Bestani avanza con su Nissan March; atrás asoma el Ford Fiesta de Juan Pablo Rotonda FOTO DE DARÍO GALLARDO

Carreras son carreras. Pueden tener el sino de decisivas en la lucha por un campeonato, como la que enfrentaba Maximiliano Bestani. Pueden representar una oportunidad para romper una mala racha, tal el caso de Pablo Ortega. O pueden constituirse en instancias de aprendizaje, situación en la que los hermanos Facundo y Juan Pablo Rotondo se encuentran por estos días.

En el autódromo “Rosendo Hernández” de San Luis, los tucumanos fueron al frente, cada uno por su lado, en la Clase 2 del Turismo Nacional. ¿El resultado? Mejor tratar caso por caso.

“Maxi” llegó a terreno puntano con una chance ínfima, pero chance al fin, de estirar la definición del campeonato hasta la última fecha en Viedma, el 12 de diciembre. Pero no pudo. “Las esperanzas de pelear por el título aparecían complicadas. Y yo no estuve muy ordenado; así me fue” dijo el corredor. En efecto, su flojo andar en las etapas clasificatorias lo condenaron. Y cerró su concurso en San Luis con un insuficiente 15° lugar, que lo dejó 5° en el certamen, a 21,5 puntos del 2°, Julián Lepphaille. Es decir, su única chance a futuro es pelear por el subcampeonato, porque ayer Nicolás Posco, que fue 4°, ya se aseguró la corona 2018.

“Pabloso” venía en mala racha. Y la cortó ayer, al concluir 7° con su Peugeot 208. “Hice una buena final, muy exigente desde lo físico. El auto demostró tener buen ritmo, aunque no me daba para correr a quienes me precedían. En definitiva, el resultado me genera la satisfacción de volver a sumar puntos”, dijo el piloto, que finalizó a 4”190/1000 de Gastón Grasso, que ganó con Toyota Etios.

“Facu” fue 25° y llegó a 48”529/1000 del vencedor. Su meta de sumar kilómetros fue posible en una dura final. “Juampi” no pudo decir lo mismo: abandonó en la quinta vuelta, por problemas en su Ford Fiesta.

Comentarios