Con ánimo, pero pinchado

Las chances de título de Padilla y Morán se redujeron en los exigentes caminos de Malargüe.

04 Nov 2018

La primera jornada del Rally de Malargüe, Mendoza, fue exigente. Es que la gran cantidad de piedras y la tierra hizo sufrir a los neumáticos, principalmente, y causaron alta exigencia en las muñecas de los pilotos. Tanto Gerónimo Padilla, como Pablo Morán y Enrique García pudieron superar los primeros seis especiales de la novena y penúltima fecha que entrega puntaje y medio y es de kilometraje extenso. Ernesto Lord y Ricardo Collado tuvieron que abandonar.

El líder es el catamarqueño Augusto D’Agostini que, curiosamente, no ganó ningún tramo, pero fue regular. A más de cuatro minutos quedó Padilla, que fue el más veloz en el cuarto parcial, pero tuvo un episodio al comienzo que lo condicionó. “En el primer especial se rompió una goma. Sacando eso fue todo muy bueno”, analizó “Gero”. Por el incidente, Padilla y su navegante perdieron más de seis minutos porque la rotura fue más complicada de lo normal para reparar. Luego, Padilla y el Peugeot 208 MR del Baratec se comportaron de gran manera: el binomio abrochó dos cuartos puestos y tres terceros en los siguientes especiales. “Para nada puedo no salir a acelerar hoy”, reconoció Padilla. Es que “Gero” quedó muy retrasado: marcha quinto en MR turbo y 12° en la general. Sus aspiraciones a la corona se redujeron sensiblemente, además porque Federico Villagra, líder del torneo y que está segundo en la prueba, está haciendo todo lo posible para consagrarse hoy. Como será el deseo del “Coyote” que él también penó con la rotura de un neumático, pero optó por no cambiarlo, seguir avanzando y perder menos tiempo del que calculaba iba a ceder si se detenía. “En la segunda etapa también aparecerán piedras. Es una carrera dura, pero me siento bien”, destacó Padilla, el subcampeón vigente.

CAMBIOS. En la primera parte, el Ford Ka de Morán tuvo problemas. Tras la asistencia, todo mejoró.

Para Morán, que también llegaba con buenas chances para ganar el título, aunque marcha segundo en la clase RC5, el primer día en Malargüe no fue lo que esperaba. “Para el campeonato no me sirve”, fue sincero Morán, que está a más de 47” del cordobés Adrián Sánchez, su rival por el título. “Trataremos de andar mejor para estirar la definición hasta la última fecha”, dijo Morán que es navegado por Pablo González. En la misma categoría, García está décimo.

Para Collado, la carrera se terminó antes de terminar el primer especial al sufrir un fuera de camino y chocar contra un poste. Para Lord, el abandono llegó en el tercer tramo tras sufrir una pinchadura, recibir una penalización y golpear una piedra que rompió el tanque de nafta. Con el Mitsubishi Lancer de la RC2N se reengancha hoy.

Comentarios