Concejales por un día: “viajar en colectivo con mascotas ya es un pedido de la comunidad”

Alumnos de escuelas estatales y privadas se metieron en la piel de los ediles. Sus propuestas serán enviadas al parlamento municipal.

01 Nov 2018 Por Magena Valentié
1

ENTUSIASMADOS. En la sede del Concejo Deliberante los alumnos debatieron y aprobaron 14 proyectos. Prensa Municipalidad de San M. de Tucumán

“Una encuesta de LA GACETA preguntó a los lectores si estaban de acuerdo con que se permita viajar con mascotas en los colectivos. A cuatro horas de publicado el sondeo ya habían votado más de 500 lectores y el 76% apoyaba la idea. Por ello propongo que se permita el traslado de mascotas en el transporte público bajo ciertas condiciones”, argumentó Ana Paula Pacheco, alumna de la escuela Gabriela Mistral, desde los zapatos de una concejal. La iniciativa desató el debate más largo de toda la sesión del proyecto “Concejales por un día”, que se realizó ayer.

¿Pero qué pasará si los animales ladran o tienen ganas de hacer sus necesidades? ¿Y si hay olor? ¿Qué hay con las personas alérgicas al pelo animal? ¿Y si se arma una pelea entre perros y gatos? ¿Y si de pronto sube al colectivo una perra en celo y se enloquecen los machos? “Todos querían opinar”, se sorprende Luz Camila Argañaraz (Gabriela Mistral) a quien le tocó presidir la sesión que se realizó en el propio recinto del Concejo Deliberante de la capital tucumana. Los taquígrafos, que eran los mismos que realizan la tarea habitual en el organismo legislativo de la ciudad, no descansaron un minuto. “Estos chicos participan y debaten mucho más que los verdaderos concejales”, les comentaron sin detenerse a los profesores de “Formación ética y ciudadana” que acompañaron a los alumnos.

En la 17° edición del programa educativo participaron alumnos de 5º y 6º año del secundario de las escuelas Alfonsina Storni, Gabriela Mistral, Comercio Nº1 General Manuel Belgrano, Comercio Nº 3 “De la Patria”, Secundaria Congreso de Tucumán, escuela Técnica Nº 3 “Doctor Juan B. Terán”; del instituto Carlos Guido Spano y de los colegios Nacional “Bartolomé Mitre” y María del Rosario. Los chicos presentaron 18 proyectos de ordenanza referidos a obras públicas, salud, medio ambiente y convivencia ciudadana. “Haremos llegar todas estas iniciativas a los concejales para que ellos las estudien y vean si es posible que varias de ellas den lugar a proyectos de ordenanza para nuestra capital”, señaló la secretaria de Políticas Educativas, Susana Montaldo, que acompañó a los alumnos.

Este proyecto organizado por la Dirección de Educación Municipal “tiene como objetivos que los jóvenes ejerzan su ciudadanía, tengan una experiencia en la escuela secundaria de participación y representatividad, y que conozcan los procedimientos y mecanismos del Concejo Deliberante. También es interesante que acerquen a la comunidad para conocer sus problemas y elaborar proyectos superadores”, dice.

Garitas defectuosas

“El actual diseño de los refugios de las paradas del transporte urbano de pasajeros debería ser replanteado y cambiado. Si bien están hechos de materiales caros como es el acero inoxidable y el acrílico (en el techo) están rotos, son muy calientes durante el verano y dejan pasar la lluvia en el medio por una cuestión de diseño”, explicó Luz Argañaraz (Gabriela Mistral).

La mayoría de los concejales estuvo de acuerdo, aunque unificaron este proyecto con el de los alumnos del colegio Guido Spano que propusieron pintar de rojo los refugios para recordar a las víctimas de femicidios. Entre todos, agregaron que debía colocarse en las garitas los números de teléfono para pedir ayuda en caso de violencia de género.

Algo que debería ser innecesario propuso María Agustina Lavalle, de la Escuela de Comercio III: “a veces estamos una hora esperando el colectivo. Es necesario ajustar mecanismos de control del horario y frecuencia de los ómnibus y establecer sanciones a los empresarios en caso de incumplimiento”.

El grupo de Colegio Nacional (Mariano Roberto Sadir, Facundo Nahuel Zelaya, David Jacas Leila y Camilo Martín Lobo) pensó en alentar el uso de energía renovable en la ciudad. “Proponemos beneficiar con un descuento del 50% en las tasas municipales por única vez al empresario que instale sistemas de energía autosustentable (eólica y solar) en los edificios de su propiedad”, señaló David.

Para desarrollar los proyectos los alumnos trabajaron varios días en talleres, investigando las necesidades de la sociedad. Los profesores de Formación Ética y Ciudadana Natalia Liberto y José Medina, acompañaron a varios de ellos. Los frutos se vieron en las diferentes iniciativas: colocar semáforos en ciertas esquinas peligrosas como Lavalle y Juan Alberdi (zona del hospital Padilla y de cuatro colegios), reforestar, instalar rampas para discapacitados en la plaza del barrio San Cayetano y crear lugares para estacionar bicicletas en escuelas y edificios públicos. Casi todas las propuestas fueron aprobadas, pero la de las mascotas no logró consenso a pesar del debate. Ana Paula piensa que hay que darle tiempo: “viajar con las mascotas ya es un pedido de la comunidad”.

Comentarios