"Crowdfunding", desde Tucumán hacia el mundo

Humans Capital propone alternativas de inversiones inmobiliarias con montos bajos y emprendimientos diversos. “Es un sistema cómodo y seguro”, señaló Diego Sabaté.

28 Oct 2018
2

RÁPIDO Y SEGURO. Diego Sabaté explicó la versatilidad del “crowdfunding” inmobiliario. la gaceta / foto de ines quinteros orio

Para muchos pequeños ahorristas, ingresar en el negocio inmobiliario resulta una verdadera odisea. No sólo porque los trámites son realmente engorrosos, sino porque las inversiones en pozo o la compra de departamentos o terrenos, son opciones para las cuales el mínimo está hoy por arriba de los U$S 50.000.

Es que un edificio o un barrio privado no es algo que se hace a la ligera; particularmente en la Argentina. Y menos ahora, con la devaluación haciendo estragos en los bolsillos. Según los expertos en el negocio inmobiliario, la construcción de cuatro pisos ronda en promedio el millón de dólares, por supuesto, según el lugar del país donde se decida construir. Y esto es sólo un ejemplo del lado más bajo del espectro.

Tal vez por esa razón ha comenzado a crecer con fuerza la figura del crowdfunding o financiación colectiva. La idea surgió desde un pensamiento fundamental: que es más fácil que miles de personas aporten montos pequeños que conseguir dos o tres inversores individuales.

Lo que sí es nuevo es el concepto aplicado en un sector tradicional como el inmobiliario, que ya de por si tiene una barrera de entrada alta, a diferencia de otros rubros donde se ve la financiación colectiva. Con algunas diferencias, el modelo básico implica el uso de la financiación colectiva para comprar o desarrollar una propiedad, distribuir las rentas y al final de un ciclo, que en la mayoría de los casos no excede los 4 años, dividir las ganancias de la venta del inmueble. “El crowdfunding es un sistema ideal para invertir en épocas de crisis. Una manera de resguardar los ahorros de los estragos de la inflación, a través de los activos inmobiliarios”, señaló el tucumano Diego Sabaté, CEO y cofundador -junto a Rino Paul Muro-, de Humans Capital, la integrante más reciente del crowfunding inmobiliario.

En general, las opciones más baratas de crowdfunding inmobiliario en el país empiezan en un mínimo de U$S 1.000, pero hay casos en el mundo donde la vara es considerablemente más baja. En el caso de Humans Capital, el mínimo para ingresar a una unidad de negocio es U$S 500 o su equivalente en pesos. “El plan de negocios que proponemos consiste en acceder, a través de operaciones colectivas, a inversiones inmobiliarias como lotes, terrenos, o edificaciones en lugares estratégicos y de amplio crecimiento y proyección ubicados en diferentes lugares de nuestro país, y del exterior. El mínimo en nuestro país es de U$S 500 (o su equivalente en pesos) y en los Estados Unidos, de U$S 10.000”, sentenció Sabaté. Y agregó que la operación se formaliza a través de la adhesión al fideicomiso Humans Capital I, por medio del sitio web www.humanscapital.com.

Según Sabaté y Muro, Humans Capital permite invertir en una gran variedad de proyectos, con amplias opciones de financiación. Hay, por ejemplo, unidades en Tafí del Valle, Los Nogales y San Pablo, así como proyectos en Salta, Catamarca, Mendoza, Buenos Aires, Estados Unidos y actualemente, Uruguay. “Buscamos alternativas confiables y seguras, que brinden accesibilidad a los mercados financieros e inmobiliarios, a través de servicios y productos estratégicos”, comentó. Y agregó que lo mejor es que todo el proceso se realiza a través de la plataforma on line. “Es un sistema cómodo que ahorra mucho tiempo y que garantiza la mayor seguridad y rentabilidad”, señaló Sabaté.

Totalmente digital

La plataforma es una de las primeras en donde el proceso de punta a punta para un inversor es digital, sin tener que hacer tramites en persona, y en su poco tiempo de vida ya lleva acumuladas inversiones inversiones de personas de todo el mundo, en varias provincias de la Argentina y también del extranjero.

“Sabemos que el cambio empieza por uno y, si crecemos individualmente y compartimos ese progreso, estamos haciendo un cambio y creando una nueva comunidad, una nueva tierra. Es por eso que nuestra propuesta busca dejar de ver a los negocios como tales, sino como un modo de vida, donde lo más importante es nuestro tiempo”, manifestó el joven emprendedor.

Asimismo, señaló que con el crowdfunding se benefician ambos lados de la moneda. “Los ahorristas e inversores tienen la posibilidad de inyectar capital en el mercado inmobiliario, sin complicaciones, de forma segura y sencilla; mientras que los desarrolladores se financian con un capital que los acompañará a lo largo de todo su desarrollo y podrán encarar nuevas obras”, enfatizó. Y agregó: “en Tucumán nuestro representante de ventas es Santiago García Pintos, a través de la inmobiliaria García Pinto Propiedades.

“Actualmente estamos desarrollando alianzas estratégicas con plataformas europeas y de centroamérica. También estamos en tratativas de asociación con entidades financieras y del rubro tecnológico que se interesaron en nuestro proyecto”, concluyó Sabaté.

Inversión con responsabilidad social

La propuesta de Humans Capital también tiene un costado social. Según el cofundador de la firma, Rino Paul Muro, este proyecto tiene también un alcance social y de inclusión muy grande. “Está diseñado para brindarle a pequeños ahorristas la posibilidad de entrar en el mundo inmobiliario y, con su aporte, realizar campañas de responsabilidad social a través del área que estoy manejando actualmente denominada Grupo Fundacción”, sentenció el joven empresario. Y agregó: “por eso, nosotros siempre les decimos a nuestros potenciales clientes que invertir en Humans Capital, es invertir también en responsabilidad social”.

Comentarios