Matan a una joven de un tiro en la nuca para robarle la moto

Una joven de 17 años fue ultimada de un disparo en la nuca. Motochorros la emboscaron cuando regresaba a su casa en Banda del Río Salí. En Francisco de Aguirre y Castro Barros, un joven de 17 años recibió un tiro en el pecho. El sábado, hallaron un cuerpo en el río Salí. Habría sido ejecutado.

01 Oct 2018

La noche había comenzado con una fiesta, pero terminó con una tragedia. Candela Nicole Campos, de 17 años, fue asesinada de un tiro en la nuca por motochorros que intentaron asaltarla cuando regresaba a su casa, en el barrio El Palomar, en Banda del Río Salí. Momentos antes, la adolescente había llevado en moto a su madre hasta el barrio Antena, en Alderetes, donde reside la mujer.

Cuando la joven regresaba por calle Salta de esa barriada, fue emboscada por cuatro sujetos en dos motos, quienes le habrían disparado para despojarla de su rodado. El hecho se registró en la madrugada de ayer.

“La atacaron frente a una cancha de fútbol. Uno de estos tipos le pegó un tiro para quitarle la moto a mi hija. La asesinaron a sangre fría, le dispararon desde muy cerca y después se escaparon. Esa es tierra de nadie”, contó Juan Carlos Campos, padre de la víctima.

“Fue como a las 5. Mi hija había llevado a su madre de regreso a su casa. Habíamos pasado la noche aquí, en una reunión familiar”, agregó. Campos también desmintió que la muchacha haya recibido el disparo tras una pelea, como trascendió en las primeras horas. “No hubo ninguna discusión en la fiesta, a mi hija la mataron para robarle”, aseguró.

Campos explicó que permanecía en su casa de El Palomar, cuando recibió un llamado de un familiar que le avisó que desconocidos habían baleado a Candela.

Carla, otra de sus hijas, fue en su moto hasta el lugar de la tragedia. Luego cargó a su hermana y la trasladó hasta el Policlínico de Banda del Río Salí. “Cuando llegó, Candela ya no respiraba. La llevaron lo más rápido que pudieron al hospital, pero llegó sin vida, no había nada que hacer”, explicó Campos.

CANDELA NICOLE CAMPOS. Fue brutalmente asesinada; su padre, Juan Carlos Campos, pide Justicia.

Candela vivía junto a su abuela y cursaba el tercer año en la escuela Niñez Tucumana. “Solamente pedimos que se atrape a los asesinos de mi hija y que paguen por lo que le hicieron”, reclamó.

La causa fue remitida a la Fiscalía de Homicidios, a cargo de Adriana Gianonni. Ayer, fueron indagadas algunas personas que habrían presenciado la mortal secuencia. “Hay rumores sobre la identidad de algunos de los supuestos asesinos. Un testigo podría identificarlos. Estamos esperando medidas para intervenir”, señaló una fuente policial.

En Esta Nota

Inseguridad
Comentarios