Rolo Sartorio: “nosotros somos rockeros, no rockstars”

El líder de una de las bandas más escuchadas en el país, no pierde la humildad. “Escribí lo que a mí me pasó y la gente se identificó”

08 Sep 2018
1

MÁS DE 20 AÑOS. La Beriso viene de Avellaneda y promete un largo show recorriendo los temas de sus discos.

ACTÚA HOY

• A las 22, en el Club Central Córdoba, en avenida Alem y Bolívar

Aunque intente ser correcto, a Rolo Sartorio le sale la humildad y la vena crítica cuando se le reiteran las preguntas. “No somos rockstars, sigo viviendo en el lugar donde nací, en Avellaneda, y hasta hace tres o cuatro años vendía ropa y papel higiénico en la calle”, asegura.

Sartorio lidera La Beriso, la banda que regresa a esta ciudad casi como un ritual, al menos una vez al año; ahora promete un largo show con un recorrido por sus discos. “Con todas las canciones que le gusta a la gente”, señala durante una entrevista telefónica con LA GACETA.

En 2016, 6,5 millones de visitas por streamings acumuló el tema “No me olvides”. “El día menos pensado yo me iré hacia el otro lado, solo para estar con vos...”, dice su letra. Y “Te busco en mis sueños y te veo sonriendo” en “Cómo olvidarme”.

“Hablo de las cosas que me han pasado a mí y la gente se identifica con eso, porque quizá no se habló en otros grupos de los temas que abordo”, explica. Sartorio, en voz y guitarra, está acompañado sobre el escenario por Emiliano Mansilla en guitarra, Ezequiel Bolli en bajo y Javier Pandolfi en batería, y encara una gira por los más de 20 años del grupo.

- ¿Sigue siendo La Beriso lo más escuchado en el país?

- No creo que sea así. Sabemos que viene mucha gente a nuestros shows y estamos muy contentos de que eso suceda, pero la música en el país está muy bien y se escuchan otras bandas igual que a nosotros.

- ¿Seguro que está muy bien?

- Hay muchos estilos y uno tiene para elegir. El país es el que no está bien... En fin, hay muchos que se la dan de rockeros, pero son rockstars...

- ¿A quién elegirías vos?

- Andrés Calamaro me gusta; los Guasones también. Hay una nueva generación que son gente normal, como los Pastillas del Abuelo o el Bordo, buenos pibes con los que se puede compartir un mate o una cerveza. Para nada estamos creídos. Siempre vienen nuevas generaciones que atraen y los que tienen más trayectoria siguen con su público. También fuimos una banda chica, pero nos esforzamos en que el público esté cómodo y disfrute de nuestras presentaciones.

- Y están los uruguayos...

- No Te Va a Gustar y La Vela Puerca hacen buenas canciones, la gente los elige y está bien. A nosotros también nos gustan bastante. Incluso hicimos un video con uno de ellos hace unos meses.

- ¿Tu vida no cambió?

- Sigo viviendo donde nací, en Avellaneda, y tengo los mismos amigos desde que era niño. Busco del colegio a los chicos cuando hace falta. Toqué en River Plate, volví a comer con mi señora y levanté los platos de la mesa como siempre. Es lo normal, no somos estrellas; no nos la creemos. Hasta hace tres o cuatro años vendía cosas por la calle y hacía fletes... Vendía ropa, papel higiénico. Me levantaba todas las mañanas y salía a laburar porque, lamentablemente, no estudié.

- ¿Tus pérdidas siguen marcando tus composiciones?

- Sí, son pérdidas personales con mucho dolor. Lo que hago en las canciones es catarsis; la gente se identifica con esas cosas. Escribo lo que me pasó y transformarlo en canción es como despegarme. Mis hermanas están presentes en los shows. En definitiva creo que todos contamos lo que nos pasa. En un momento, cuando escribí sobre eso, no había bandas que lo hicieran.

- Por la crisis hay elencos y grupos que bajaron shows...

- A nosotros no nos pasó. Y mirá que no somos pocos, llegamos a 25 en total, entre técnicos y músicos; sostenemos varias familias. Tenemos la alegría de poder dedicarnos a lo que nos gusta y transmitimos eso.


Comentarios