Leo Vera graba su disco de jazz en vivo para que se sienta la energía

El guitarrista encabeza una banda que mezcla clásicos del género con el folclore norteño.

07 Sep 2018
1

GUITARRISTA CONSAGRADO. Vera impulsa el festival independiente de jazz.

FUNCIÓN ESPECIAL

• A las 22 en la sala Orestes Caviglia (San Martín 251). Los socios del Club La Gaceta tendrán 2x1 en entradas.

Su primer disco llevará de título, simplemente, su nombre. Esta noche, en el recital que dará con su banda en la sala Orestes Caviglia, Leo Vera grabará su producción iniciática (y demorada) con temas de compositores clásicos del jazz intervenidos con aires del folclore norteño, incluyendo a una creación de su autoría. El guitarrista estará acompañado por Rony López, Javier Podazza, Gerardo Enrique Alderete, José Javier Seco, Carlos Brovia, Bruno Solito, Fall Madior, Carla Guzmán, Leo Toledo Plaate y Juanjo Bravo.

“No sé si alguna vez se grabó un material de jazz en vivo, creo que es inédito, y además vamos a filmar todo el recital. Mi idea es que se sienta esa energía que circula entre el escenario y la gente, la fuerza mágica de la banda, la potencia que irradia y la adrenalina que nos recorre. Hay una unión de músicos que tiene una identidad muy marcada con la región del NOA, lo que se siente aunque estemos interpretando algo de Miles Davis”, afirma Vera.

La referencia al compositor norteamericano no es casual, sino que parten de canciones de ese origen (aparte de Davis, visitarán a John Coltrane, a Benny Golson, a Telonious Monk, a Pat Metheny y a Wes Montgomery, entre otros), que versionan la base de harbop, bebop y posbop con ritmos afro, con otras métricas y con folclore. “La consigna es jugar, arriesgarse y que eso llegue al disco”, explica.

Vera destaca que el jazz tucumano se está posicionando a nivel nacional: “tenemos unas 25 bandas en la provincia, lo que marca diferencia en el NOA, y hay músicos que están tocando al nivel de los de Buenos Aires; es muy importante que haya artistas que vienen a tocar en bandas con los locales, porque se dan cuenta de que ya manejás el mismo lenguaje y que se acumuló experiencia, lo que deriva en un reconocimiento”.

Un paso a futuro en el sentido de consolidar el despegue del jazz local es la creación de una diplomatura en la Universidad San Pablo-T, que el músico está diseñando para el próximo año, con clases presenciales y a distancia. “Queremos que los docentes sean egresados de la Berklee College of Music, para que traigan el método y para que los que cursen los primeros dos años acá, puedan completar su estudio en Estados Unidos”, anuncia.

Mientras ultima el recital, trabaja en la cuarta edición del festival internacional de jazz independiente de Tucumán, que ya tiene fecha pese a la crisis económica: será entre el 8 y el 11 de noviembre, con shows en Tafí Viejo, Monteros, Yerba Buena y la capital. “Como sea, hay que mantenerlo vivo”, señala.


Comentarios