“Nos hacían tiros, vino una camioneta y se los llevó puestos”

Un comerciante fue atacado por motochorros; los persiguió, pero negó haberlos atropellado.

29 Ago 2018

“Ahora siento miedo y preocupación, sobre todo porque tengo cuatro hijos. En este momento ellos no están en casa por seguridad. Vamos a tener que andar con cuidado”, reflexionó Pedro Marcelo Terraza horas después de haber sido víctima de un violento robo que derivó en una persecución que terminó con dos motochorros heridos, uno de ellos de gravedad.

El robo se produjo en la esquina de las calles Inca Garcilaso y 9 de Julio, en Villa Amalia. El comerciante de 56 años dijo que eran las 23.30 del lunes cuando fue abordado por los ladrones. “Estábamos con mi esposa en la camioneta. Íbamos a salir, pero nos olvidamos unos papeles; ella bajo y entró a la casa a buscarlos. En ese momento aparecieron seis tipos en tres motos. Uno bajó empuñando un arma y me golpeó en la cabeza mientras me pedía dinero”, relató.

Terraza asegura que así comenzó la escena que minutos después terminó con dos presuntos motochorros embestidos, supuestamente por una camioneta blanca que después escapó. “Llegaron por Inca Garcilaso. Les di $ 1.500 que tenía en ese momento. Entonces escaparon hacia Jujuy. Los perseguimos, pero no los atropellamos. Siempre nos mantuvimos a distancia porque nos hacían tiros mientras escapaban, pero vino una camioneta y se los llevó puestos”, explicó el comerciante.

Según la versión del comerciante, antes de llegar a la esquina detuvo la marcha porque su esposa le pidió que ya no los persiguiera. “Las dos primeras motos escaparon. Cuando la última cruzó, apareció una camioneta y se los llevó puestos. El conductor se detuvo, pero cuando advirtió lo que sucedía se fueron. Entonces comenzaron a llegar los policías”, indicó.

INCA GARCILASO Y 9 DE JULIO. La esquina donde el comerciante fue abordado por una banda de motochorros. LA GACETA / FOTO DE Antonio Ferroni

Dos jóvenes fueron trasladados en una ambulancia del 107 hasta el hospital Padilla. Roberto Luis Alejandro Caro Valor, de 21 años, presentaba un traumatismo de cráneo y otras lesiones. Pero la peor parte la habría llevado su compañero, Daniel Racedo (21), quien llegó inconsciente al nosocomio como consecuencia de un traumatismo de cráneo grave.

Los sospechosos quedaron tirados en la esquina junto a la moto en la que se movilizaban y otro rodado en el que se habrían desplazado otros dos motochorros, quienes huyeron. También fue hallada una pistola 9 milímetros.

En la Fiscalía II de Claudio Bonari se dispuso la detención de Caro Valor y que fuera presentado en la sede del fuero penal junto con el arma y los vehículos incautados. La causa fue calificada como robo agravado, lesiones y lesiones culposas. No se informó aún si se está buscando la camioneta que embistió a los acusados.

Brutal antecedente

El comerciante contó que dos meses atrás sufrió un violento robo en su negocio de venta de ropa cuando asaltantes le colocaron un arma de fuego en la boca a su hija de un año y medio.

El local está ubicado junto a la casa de Terraza, en la esquina donde en la noche del lunes fue atacado por los motochorros. El negocio tiene rejas y portones de hierro reforzados con chapones. Los ladrones aprovecharon el horario de cierre para actuar.

“Eran cerca de las 20 y mi esposa estaba por cerrar. Entonces aparecieron los delincuentes. A mi esposa la hicieron tirar al piso y a mi bebé le pusieron un arma en la boca. Alzaron el dinero y escaparon. Fue un momento terrible”, describió.

LA GACETA cuenta con un canal directo para que los lectores puedan difundir los hechos de inseguridad de los que fueron víctimas. Los datos (que también pueden estar acompañados por imágenes y videos) deben ser enviados vía WhatsApp al número 381-6311910.

En Esta Nota

Inseguridad
Comentarios