Avanza la adhesión a la “Ley Justina”, que promueve las donaciones de órganos

La iniciativa, vigente a nivel nacional desde julio pasado, ya cuenta con dictamen de comisión.

20 Ago 2018
1

APROBADA. La familia de Justina Lo Cane celebra la aprobación de la Ley FOTO TOMADA DE AMBITO.COM

El caso de Justina Lo Gane, una niña de 12 años que murió a fines del año pasado en Buenos Aires a la espera de un transplante de corazón, conmocionó al país. A partir de su deceso, el Congreso sancionó una ley nacional que considera como donantes de órganos y tejidos a toda persona mayor de 18 años, siempre y cuando no haya dejado constancia expresa de su oposición. Se le llamó “Ley Justina”.

En la Legislatura está avanzado el tratamiento de dos iniciativas para que ese sistema también comience a regir en Tucumán.

La comisión de Salud Pública del Poder Legislativo emitió un dictamen favorable para la aprobación de estas propuestas, por lo que ya están en condiciones de ser debatidas y aprobadas en el recinto.

Mañana, cuando los jefes de bloque y las autoridades del cuerpo legislativo se reúnan en la comisión e Labor Parlamentaria, se definiría si el asunto es incluido en el temario de la próxima sesión.

Bajo estudio

Los dos proyectos bajo estudio llevan las firmas de Javier Pucharras, Reneé Ramírez, Mariela Reyes Elías, Graciela Gutiérrez (todos del bloque Tucumán Crece) y Adela Estofán (UCR); y del oficialista César Dip, respectivamente.

En ambos casos, los argumentos destacan que en la provincia ya se realizan con éxito programas de promoción para estas intervenciones. De todas formas, remarcan que la vigencia de la “ley Justina” potenciará los transplantes.

“Se trata de la norma que establece que todas las personas mayores de edad (18 años) son donantes, a menos que dejen constancia expresa de lo contrario. Con esto se buscó modificar y mejorar la actual legislación sobre la donación de órganos”, señala la iniciativa elaborada por Pucharras. Agregó que este sistema implica “un cambio de paradigma” con respecto a esta práctica. “Plantea que todas las personas, a priori, sean posibles donantes. Quienes no quieren serlo deberán anotarse en un registro para darse de baja”, destacó el ex intendente de Tafí Viejo.

Dip también destacó la creación de la figura del “donante presunto”. “Los familiares de quienes son donantes de órganos no tendrán que dar ninguna autorización para que se realice la donación. En caso de no encontrarse registrada la voluntad del causante, el profesional a cargo del proceso de donación debe verificar la misma conforme lo determine la reglamentación”, señaló al respecto.

Otro de los cambios está referido a los “derechos de donantes y receptores”. “(Se apunta a garantizar) la intimidad, privacidad y confidencialidad; la integridad; la información y el trato equitativo e igualitario. Se establece (además) la prioridad de traslado aéreo y terrestre de los pacientes con operativos en curso”, fundamentó el ex jefe municipal de Lules. Y mencionó también como novedad la creación del Servicio de Procuración en los hospitales públicos y privados. “Deberán contar con servicios destinados a la donación de órganos y tejidos que permitan garantizar la correcta detección, evaluación y tratamiento del donante. Deberá contar con al menos un profesional que deberá detectar potenciales donantes. Además de dar a las familias la información correspondiente”, señala el proyecto.

El dictamen de comisión de Salud, emitido hace 11 días, establece la adhesión a la ley nacional 27.447, y fija como autoridad de aplicación al Centro Único Coordinador de Ablación e Implantes de Órganos (Cucai-Tucumán).

Según cifras oficiales reflejadas por este diario en marzo pasado, Tucumán se ubica primero en el listado de provincias con más donantes reales por millón de habitantes: tiene 9,1 donantes por millón de habitante. Por detrás le sigue Ciudad de Buenos Aires, con un índice de 6,3. En esos momentos no regía la “Ley Justina”. “Cuanto menos tiempo de isquemia tenga un órgano mejor será el pronóstico para la persona que recibe el trasplante”, había destacado en esa ocasión Aldo Bunader, director del Cucai Tucumán.

Comentarios