Por la recesión, estiman que el consumo caerá 1,2% este año

Según los expertos, la baja será del doble de la prevista para la primera mitad de 2018.

SIN MOVIMIENTO. La caída del salario afectó a los sectores de menores recursos, que frenaron su consumo. retaildetail.eu SIN MOVIMIENTO. La caída del salario afectó a los sectores de menores recursos, que frenaron su consumo. retaildetail.eu
17 Agosto 2018

La recesión está empezando a impactar fuertemente en la economía doméstica. Así lo indicó un informe de Kantar Worldpanel y de la consultora Ecolatina que destacó que la devaluación y las altas tasas de interés han perjudicado fuertemente el contexto macroeconómico; y esto, a su vez, se tradujo en una caída fuerte del consumo que, según el trabajo, será peor a la proyectada.

Si hasta la mitad de 2018 la capida del consumo se ubicaba entre el 0,5% y el 0,7%, ahora la previsión negativa se duplicó y, sostienen, “llegará hasta un 1,2% negativo”. “Los segmentos de menores recursos son los que están recibiendo el mayor impacto de la crisis económica cuando son, justamente, los que mueven la aguja del consumo”, agregó el informe.

“La proyección del año se ve afectada principalmente por la caída del salario en términos reales -crecen debajo de la inflación-, y su fuerte impacto en la base de la pirámide. En los últimos cinco años en la Argentina, siempre que el salario perdió poder de compra, el consumo masivo se vio inmediatamente afectado”, manifestó Federico Filipponi, director comercial de Kantar Worldpanel al analizar los resultados del primer y segundo trimestre del año, y los cambios en las expectativas macroeconómicas recientes.

El cierre de año proyectado que era de 0,7% en marzo, pasó a una baja de un 0,5% en mayo, y ya se proyecta el cierre de año en una caída de 1,2%, es decir, 0,7 puntos menos que hace tres meses, detalló el informe.

Filippone sostuvo que aquellos hogares de nivel bajo inferior, que abarca al 17% de los hogares argentinos, destina el 57% de su ingreso al consumo masivo. “Si sus ingresos crecen debajo de la inflación, su único camino es consumir menos productos básicos”, agregó.

Por su parte, Lorenzo Sigaut Gravina de Ecolatina agregó: “la proyección empeoró por el significativo deterioro del contexto macroeconómico. Al salto cambiario y de las tasas de interés, le siguió la aceleración de la inflación y el ingreso a una recesión que va a durar por lo menos hasta comienzos de 2019. En términos de poder adquisitivo la reapertura de paritarias evita un escenario de fuerte caída del salario real en el sector privado formal, pero no en el sector público nacional. Por último, las perspectivas de creación de empleo son magras -y empeoraron- y hay riesgo de pérdidas de puesto de trabajo en algunas actividades”.

Tamaño texto
Comentarios