Inseguridad en los barrios: “no son arrebatos; son ataques sangrientos”

Hay violentos robos en negocios y agresiones a vecinos sorprendidos en plena calle.

15 Ago 2018
1

ARCHIVO LA GACETA

Los vecinos y comerciantes consultados consideraron que los motochorros actúan en esa zona por la escasa presencia policial y porque cuentan con varias vías de escape. Según esos testimonios, huyen por las calles que cruzan Bulnes, hacia Campo Norte, o rumbo a la avenida Belgrano. Algunos de los barrios cercanos son: Modelo, Villa Muñecas, Juan XXIII (“La Bombilla”) y la “Villa 90”, en Villa Luján.

“En las paradas te roban a cualquier hora. Te quitan lo que pueden. Todos los días te enterás de que asaltaron a algún vecino y que los ladrones lo golpearon. No son arrebatos; son ataques sangrientos”, señala Mónica Villafañe, quien atiende una carnicería.

Ella también fue víctima de un robo que todavía recuerda por la violencia con la que actuaron los asaltantes. “Yo estaba atendiendo en la caja. Entonces llegaron dos en moto y uno bajó y entró a la carnicería con un arma de fuego. Me amenazó con matarme y se llevó la recaudación. Fue un momento muy feo; el ladrón me amenazaba y también a los clientes. Me impresionó la impunidad con la que actuaron. Por temor yo no quería volver a trabajar”, contó.

Soledad, una vecina, contó que dos motochorras la abordaron cuando se dirigía a su casa y que la golpearon y tiraron al piso para robarle el celular. “Fue a la siesta. Una me agarró de los pelos. Yo le dije que no tenía nada. Igual me tiró al piso. Entonces grité y escaparon. Desde ese momento cambié el recorrido que hago todos los días, porque tengo miedo”, recuerda.

Marcela Jarillo atiende desde hace tres años una verdulería. Comenta que a partir de un robo que sufrió el Día del Padre pasado, tuvo que cambiar sus hábitos. Ahora, abre el negocio más tarde y lo cierra más temprano.

“Nos pusimos de acuerdo con otros comerciantes para cerrar a la misma hora y así nos vamos juntos. Tampoco podés abrir tan temprano porque es muy solitario”, dijo. “A nosotros nos llevaron todo. Forzaron una puerta lateral y se llevaron todo”, contó.

Denuncias por WhatsAppLA GACETA cuenta con un canal directo para que los lectores puedan difundir los hechos de inseguridad delos que fueron víctimas. Los datos (que también pueden estar acompañados por imágenes y videos) deben ser enviados vía WhatsApp al número 381-6311910.

En Esta Nota

Inseguridad
Comentarios