Trump amenaza con “cerrar” el gobierno si no lo respaldan

Presión a los demócratas para que aprueben el endurecimiento de las leyes de inmigración.

30 Jul 2018
1

ENFURECIDO. Trump volvió a atacar a la oposición en el Parlamento y a calificar a los periodistas como enemigos. reuters

WASHINGTON, Estados Unidos- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió ayer a su táctica favorita: chantajear a la oposición demócrata para lograr la aprobación de políticas de mano dura en inmigración.

Trump aseguró ayer que estaría dispuesto a forzar un cierre presupuestario del gobierno federal, el próximo 1 de octubre, si los demócratas no aprueban la construcción de un muro fronterizo con México y otras medidas de restricción de la inmigración legal e irregular.

Los republicanos tienen mayoría en el Senado, pero necesitan el apoyo de al menos nueve demócratas para aprobar leyes presupuestarias, lo que ha desatado en varias ocasiones la furia del presidente republicano.

Un cierre de la Administración implica que no hay fondos para los servicios no esenciales y que muchos funcionarios dejan de trabajar. El mandatario reclamó de nuevo que las autoridades puedan detener más tiempo a inmigrantes indocumentados aunque los límites actuales los marcó la Justicia y también derogar el sistema de sorteo de determinados visados para avanzar hacia un modelo meritocrático.

“Estaría dispuesto a un ‘cierre’ del gobierno si los demócratas no nos dan los votos para la Seguridad Fronteriza, que incluye el Muro! Debe deshacerse de la Lotería, Atrapar & Liberar etc. Y finalmente ir al sistema de Inmigración basado en el MÉRITO! Necesitamos que grandes personas ingresen a nuestro País!”, aseguró Trump a través de Twitter.

Un proyecto de ley sobre el tema respaldado por los republicanos conservadores no superó la Cámara de Representantes durante la semana. Trump ha solicitado 25.000 millones de dólares para construir un muro a lo largo de la frontera con México.

El presidente de la Cámara baja, Paul Ryan, afirmó el miércoles que ya se han asignado 1.600 millones de dólares para el muro y que los legisladores consideraban otro pedido de 5.000 millones de dólares.

Legisladores de distintos sectores se reunieron con Trump durante la semana para discutir el proceso de asignaciones para financiar al Gobierno.

El “enemigo del pueblo”

El de los demócratas no es el único frente abierto para Trump. En su eterna pelea con los medios de comunicación que no le son favorables, esta semana volvió a recibir una advertencia de su actitud pone en peligro a periodistas.

Tras un sábado de sorprendente silencio, Trump volvió ayer a la carga en la red social con una retahíla de mensajes incendiarios, entre ellos reiterando su calificación de los medios de comunicación como “el enemigo del pueblo”.

Ante esta nueva andanada de provocaciones, el editor del diario “The New York Times” A.G. Sulzberger advirtió a Trump que sus ataques verbales a la prensa hicieron que fuera más peligroso para los periodistas hacer su trabajo.

La advertencia fue proferida durante una reunión extraoficial celebrada el 20 de julio en la Casa Blanca a pedido de Trump. La retórica presidencial hacia los medios de comunicación “no solo es divisiva, sino que cada vez es más peligrosa”, señaló Sulzberger.

El encuentro fue mantenido en silencio por el editor, hasta que ayer, el presidente tuiteó al respecto. “Tuve una reunión muy buena e interesante en la Casa Blanca con A.G. Sulzberger, editor del ‘New York Times’”, escribió Trump en Twitter.

“Pasé mucho tiempo hablando sobre la gran cantidad de noticias falsas que transmiten los medios y sobre cómo esas noticias falsas se han convertido en el ‘enemigo del pueblo’. ¡Triste!”

La respuesta no se hizo esperar. En un comunicado publicado pocas horas después, Sulzberger relató haberle dicho a Trump que le preocupa que el presidente etiquete a los periodistas como enemigos del pueblo.

“Advertí que este lenguaje inflamado está contribuyendo a un aumento de las amenazas contra los periodistas y que conducirá a la violencia”, dijo Sulzberger.

“En repetidas ocasiones hice hincapié en que esto es particularmente cierto en el exterior, donde la retórica del presidente está siendo utilizada por algunos regímenes para justificar la represión de los periodistas”, agregó. (DPA)

Comentarios