Piñera reclama a la Iglesia chilena “mayor cuidado con los niños”

El presidente transandino cuestionó severamente al clero de su país por el supuesto encubrimiento de abusos cometidos por sacerdotes

29 Jul 2018
1

LA DEMANDA. “Jamás debe encubrir un crimen”, exigió Piñera a la Iglesia. reuters

SANTIAGO DE CHILE.- El presidente de Chile, Sebastián Piñera, cuestionó a la Iglesia católica de su país por el supuesto encubrimiento de abusos sexuales cometidos por sacerdotes, días después de que el arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezatti, fuera citado a declarar por la Justicia en calidad de imputado.

“Me duele mucho que, tal como hemos conocido, muchas altas autoridades de la Iglesia católica tuvieron conocimiento de estos hechos y, en lugar de enfrentarlos con la verdad, por negligencia, por prudencia, por errores, o por lo que usted quiera, ocultaron estos hechos”, cuestionó Piñera en la Asociación Regional de Canales de Televisión (Arcatel) en una entrevista emitida la noche del viernes.

Como católico, el gobernante manifestó: “me duele lo que todos los chilenos estamos conociendo, porque hubo muchas víctimas a las cuales nadie las acogió, nadie las escuchó, nadie las protegió; y esas víctimas han tenido que sufrir los abusos sexuales en soledad y con falta de apoyo”.

Piñera sostuvo que los obispos chilenos, a quienes el Papa Francisco pidió su renuncia en mayo, no se atrevieron a hacer “lo que tenían que hacer, tal vez por querer protegerla (a la Iglesia), y cometieron un tremendo error. (...) Pudieron y debieron haber evitado muchos abusos y mucho sufrimiento a niños chilenos; y eso a mí también me duele profundamente”.

El mandatario destacó la importancia de las denuncias que se han conocido en los últimos meses, ya que permiten corregir “esta situación y enfrentarla con más verdad, más coraje y más justicia; y no seguir barriendo bajo la alfombra”.

El jefe de Estado dijo que esperaba que el Iglesia católica saque lecciones de esta crisis. “Jamás debe encubrir un crimen y mucho menos cuando son crímenes de abuso sexual contra los niños”, sentenció. Añadió que espera que esto le permita al clero “iniciar una nueva etapa de mucha más cercanía y de mayor compromiso con la verdad, de mucha mayor protección a las víctimas inocentes, de mucho mayor cuidado con los niños “.

Consultado sobre la posibilidad de que altos jerarcas de la Iglesia puedan ser condenados a penas de cárcel, Piñera dijo: “la Justicia tiene que ser igual para todos. Mientras más alto es el poder y la autoridad de la persona, más responsabilidad tienen ante la Justicia”.

La Iglesia católica chilena enfrenta una de las peores tormentas de su historia por las denuncias de abusos sexuales y encubrimiento, por el procesamiento de decenas de sacerdotes en la Justicia civil, el involucramiento personal del papa Francisco en esta situación y la inédita renuncia de toda la conferencia episcopal chilena.

Ya en junio, tras las decisiones que estaba tomando el Pontífice, Piñera declaró a una radio de su país que se alegraba de lo que estaba pasando en la Iglesia, “porque si bien es tremendamente doloroso para un cristiano como soy yo, creo que era absolutamente necesario para limpiar la Iglesia y para iniciar una nueva etapa”. (DPA)

Comentarios