Para el percusionista Juanjo Bravo “mezclar culturas enriquece y crea texturas”

El baterista jujeño reivindica la fusión de distintos géneros. Un público que se anima a otros sonidos.

29 Jul 2018
1

ESTILO PROPIO. Juanjo Bravo destaca el crecimiento musical de la región.

ACTÚA HOY

• A las 21 en el Centro Cultural Virla (25 de Mayo 265).

La vida de Juanjo Bravo transcurre entre platillos, redoblantes y bombos, con alguna caja coplera de por medio. El percusionista y baterista jujeño, formado en Tucumán y radicado en Buenos Aires desde hace dos décadas, presentará esta noche a su propio grupo en el Centro Cultural Virla. Lo acompañarán Leo Vera (guitarra) y Rony Lopez (bajo), con Gerardo Alderete (piano) como invitado especial en algunos temas. Y en algunos duetos con Bravo estarán Cachi Pajón, Víctor Agüero, Leo Villagra y Pía Garmendia.

“En el show quiero mostrar la historia de mi vida, desde los paisajes jujeños hasta lo urbano de la Capital Federal, pasando por las zambas tucumanas”, adelantó. La propuesta no se anclará en un género específico, sino que caminará por el sendero de la fusión. Se escucharán folclore, jazz, bossa nova y ritmos latinos, ya que para el músico “mezclar culturas enriquece porque de ellas nacen las nuevas texturas”.

“Recorro el país desde hace una década en forma ininterrumpida. En Tucumán y en el NOA, la gente se está abriendo más a nuevos estilos, que rompen las categorías. Es una mixtura que nace de que se pueden escuchar propuestas de todo el mundo, lo que abre cabezas. Hoy hay público en las provincias para todos los géneros, no sólo para cumbia o folclore, hay otra predisposición receptiva. Los artistas tenemos la responsabilidad de ser parte de este momento histórico, porque no está absolutamente todo inventado”, remarcó para LA GACETA.

De a poco, Bravo remonta la ruta que lo llevó al puerto y está cada vez más presente en Tucumán, con distintas formaciones. “Me fui de la provincia cuando no había toda la propuesta cultural que existe hoy en el norte argentino. Para aprender, crecer, conseguir información y asumir desafíos, teníamos que irnos a las ciudades más grandes. Pero ahora la balanza se está nivelando en algún punto por la accesibilidad a la tecnología y a las redes sociales por Internet. En mi caso particular, siento además que la gente me está dando un hermoso reconocimiento, sabe más lo que hice y hago y cuál es mi compromiso artístico. Quiero devolverle a mi tierra lo que me enseñó y el bagaje de cosas que me dio”, afirmó.

El percusionista reconoció las enseñanzas de sus primeros profesores particulares y de la Escuela Superior de Música de la UNT, con el compromiso de volcar lo que fue viviendo en el tiempo lejos de casa. “Me emociona poder compartir mi experiencia con viejas amistades, que me contienen”, sostuvo el músico, que acompaña a Manu Sija y a Bruno Arias e integró Carpe.


Comentarios