Quince millones de personas viven con VIH y no reciben tratamiento

Preocupación en la clausura de la Conferencia Internacional sobre Sida, en Amsterdam.

28 Jul 2018
1

ELEGÍ SABER. Para acabar con el VIH en el planeta es indispensable que todos nos hagamos el test.

AMSTERDAM, Holanda.- El ex presidente estadounidense Bill Clinton alertó que la lucha contra el Sida aún no está ganada, en uno de los discursos de clausura de la Conferencia Internacional sobre el Sida en Ámsterdam, que durante varios días sembró la preocupación sobre los avances en el combate de la enfermedad.

“Sigue habiendo más de 15 millones de personas que viven con VIH (el virus del sida) y que no reciben tratamiento”, dijo el ex presidente, que pidió que siga habiendo cooperación internacional para combatir la enfermedad.

“En la lucha contra el VIH y el Sida no puede haber un ‘Brexit’”, dijo en referencia a la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE) que significa un curso más en solitario de Londres.

Durante el mayor encuentro de expertos -en el que se dieron cita 15.000 participantes de 160 países- se indicó que la cooperación internacional y las drogas prometedoras son motivo de esperanza, pero la constante discriminación y el creciente número de infecciones en algunas regiones del mundo generan preocupación.

Con su fundación, el ex mandatario estadounidense busca abaratar el precio de los medicamentos y reactivos.

En la última jornada de la 22 edición de la Conferencia Mundial sobre el Sida que comenzó el lunes, los activistas pidieron un mayor trabajo para concienciar a los jóvenes de los peligros de infección.

Unicef alertó sobre un creciente número de nuevas infecciones en jóvenes del sur de África.

Entre 2017 y 2050 el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia pronostica cinco millones de nuevas infecciones de jóvenes de hasta 19 años, dos terceras partes de las cuales serán niñas y mujeres jóvenes.

La próxima conferencia sobre la enfermedad tendrá lugar en 2020 en San Francisco y Oakland, en Estados Unidos, algo no exento de controversia, entre otras cosas por las prohibiciones de entrar al país a ciudadanos de determinados países impuestas por Donald Trump. Sin embargo, Clinton rechazó el traslado a otra sede que pedían los manifestantes.

Las Naciones Unidas se han fijado la ambiciosa meta de poner fin a la epidemia hasta 2030. Pero en unos 50 países aumentan las infecciones, según datos del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA).

De acuerdo con activistas, es especialmente alarmante la situación en Europa del Este y Asia Central. Allí se registra anualmente una cifra de unos 190.000 nuevos infectados con VIH, de ellos el 80 por ciento en Rusia. Solamente una pequeña cantidad de los pacientes tiene acceso a medicamentos. La estimación de ONUSIDA es algo menor, de 130.000 nuevas infecciones por año. (DPA)

Comentarios